Valoración datos del paro de agosto: CSIF reclama un acuerdo de investidura que permita aprobar la oferta de empleo público de 2017
02 de Septiembre de 2016

CSIF reclama un acuerdo de investidura que permita aprobar la oferta de empleo público de 2017

Las Administración y el sector educativo pierden un total de 59.874 empleos en agosto en España.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta las cifras de paro publicadas hoy, que suponen una pérdida del 1,16% de los afiliados a la Seguridad Social en la Comunidad, puesto que evidencian el carácter estacional y la precariedad de los nuevos contratos de trabajo y, por tanto, la debilidad de las políticas de empleo y del sistema productivo de Castilla y León y de España.

Esta situación pone de manifiesto la necesidad de un acuerdo básico de legislatura entre las diferentes formaciones políticas del Parlamento, para favorecer la tendencia de la recuperación de la economían española, y para que se pueda aprobar unos Presupuestos Generales y una oferta de empleo público urgente para 2017. CSIF destaca la destrucción de empleo registrada en el sector educativo, con una pérdida de 58.052 empleados en España y la Administración Pública, con 1.822 trabajadores menos.

En la Administración General del Estado, el 60% de la plantilla tiene más de 50 años, y de estos 26.000 se jubilarán de manera inminente y 119.500 entre 10 y 15 años, agravando aún más el problema de las plantillas, el incremento de la carga de trabajo y los niveles de calidad en la asistencia a los ciudadanos.

CSIF insiste en que urge diseñar una oferta de empleo público que permita mejorar la calidad de los servicios públicos deteriorados durante la crisis. Solo este año, las plantillas de las administraciones arrastran un déficit de unos 20.000 empleos por la falta de empleo público, y desde 2010 se han perdido más de 150.000, a razón de 78 empleos al día.

Pero, además, CSIF teme que, si los políticos no evitan la prórroga de unos presupuestos elaborados en verano de 2015, las consecuencias afectarán no sólo a las retribuciones de los empleados públicos, pendientes de la pírrica subida aceptada por el Gobierno de un punto; sino que también afectará a las plantillas y a la posibilidad de recuperar parte del empleo público perdido y, por tanto, a la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos.

CSIF advierte de que la situación política que se vive de parálisis y bloqueo en la Administración, por la falta de un Gobierno de España, ya se está empezando a notar, y no sólo en los Ministerios, que están en funciones sin capacidad para tomar decisiones; sino también en el Gobierno de Castilla y León, que también está atado, porque si el Gobierno central no aprueba los presupuestos y los techos de gasto, tampoco la Junta puede concretar sus cuentas.

CSIF recuerda que en el debate político hay cuestiones de las que se está hablando mucho estas semanas, como la necesidad de alcanzar pactos de Estado en sectores como los de Sanidad, Educación o atención social, o la exigencia de Europa sobre reducción del déficit, que también pueden afectar seriamente al empleo público.