CSIF reclama a la Junta una reacción inmediata para corregir la ‘caótica’ gestión sanitaria de la sanidad de Salamanca
21 de Julio de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige a la Consejería de Sanidad que recupere “de forma inmediata” las camas suprimidas en el complejo del Hospital Clínico Universitario, abriéndose las plantas cerradas; y urge a que “se corrija y se reconduzca la caótica gestión de la sanidad pública en Salamanca, porque la están hundiendo”.

La última protesta de la Plataforma para la Defensa de la Salud Pública de este martes 19, que ha contado con el apoyo y presencia de CSIF, “debe hacer reaccionar a la Junta para que cambie de actitud, devolviendo a la sanidad pública de Salamanca la dignidad que merecen los ciudadanos, y exigiendo responsabilidades a los culpables”.

CSIF lamenta que, a pesar de las denuncias y las ‘mareas blancas convocadas el pasado año’, la Gerencia de Salud de Salamanca esté repitiendo este verano los mismos errores de organización y de gestión, “que si se les sumamos los problemas que ya venimos arrastrando a lo largo de los últimos meses, coloca a la sanidad pública de Salamanca en una situación de ‘emergencia’”.

CSIF insiste en que “si han salido a la calle toda la comunidad profesional sanitaria y los ciudadanos, con el apoyo de los responsables políticos de los partidos de oposición de las Cortes, el Gobierno regional no puede mirar para otro lado”. El sindicato independiente reclama medidas y decisiones “en las próximas horas y días”, para “terminar con el abandono de la sanidad pública que sufrimos en Salamanca”, recalca el responsable autonómico del sector de Sanidad de CSIF, Juán-Carlos Gutiérrez-Rodilla.

CSIF califica de “vergonzosos e intolerables” los colapsos que se están produciendo en algunos servicios, como los recientes episodios en la sala de paritorios, que no había camas para hospitalizar a todas las mujeres que iba a dar a luz; o en Urgencias, con los pasillos ocupados y esperas de más de ocho horas.

CSIF denuncia que la “penosa y caótica situación de la sanidad pública de Salamanca es la consecuencia de los continuados y ‘crónicos’ recortes de personal sanitario, del abuso de los criterios meramente económicos, de las cada vez mayores listas de espera o de la pésima gestión”, que además está propiciando un desvío abusivo de enfermos hacia las clínicas privadas, alerta el sindicato independiente.

CSIF denuncia que se están mezclando enfermos de varias patologías por el cierre de camas; y que se están masificando servicios, al duplicarse camas en habitaciones individuales, y triplicarse en las dobles.

CSIF recuerda que los problemas de gestión y cierres de camas se producen también en otros hospitales durante el verano, por lo que pide a la Junta de Castilla y León que cambie de estrategia, y no ponga en riesgo la calidad de la sanidad pública para “ahorrar unos euros, que no resuelven posibles financieros, y que generan aún más problemas”.