CSI-F reclama plazas para oposición y medidas de recuperación.
11 de Septiembre de 2015


.
.
.
.
.
.
.

Tras la comparecencia del consejero de Educación

CSI-F reclama a la Junta que diga las plazas de profesores que convocará y que atienda su Manifiesto por la Recuperación


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) de Castilla y León insta a la Consejería de Educación a que concrete “el número y qué plazas de profesores se convocarán para el año 2016, porque será la mejor manera de concretar los compromisos de calidad, empleabilidad y equidad, que el consejero ha trasladado a la comunidad educativa, durante su comparecencia en las Cortes.
La responsable del sector de Enseñanza de CSI-F Castilla y León, Isabel Madruga, agradece las palabras de Fernando Rey, reconociendo la dedicación y la profesionalidad del profesorado, así como la actitud de toda la comunidad educativa, “que hace posible que en Castilla y León contemos con una de las enseñanzas de más calidad de España, capaz de responder a los problemas y a los retos que vayan apareciendo”.
Pero Madruga remarca que “los resultados de nuestro sistema pasa por contar con unos recursos materiales y personales suficientes, con un profesorado motivado”. Por eso, más allá de la “buena voluntad” de las palabras del consejero, respecto a la necesidad de compensar “los importantes sacrificios que hemos hecho los profesores”, Madruga reclama a la Junta que “diga con claridad el margen de maniobra que tiene, respecto al Ministerio de Educación, que concrete el número de plazas de profesores que se van a convocar, o que despeje dudas sobre el presupuesto que contará la Consejería de Educación para el próximo curso”.
“El profesorado es el que más interés tiene en conocer los detalles sobre la ampliación de la plantilla de docentes, o la distribución de los presupuestos”, insiste Madruga. Por eso, como falta concreción, CSI-F espera que la Consejería de Educación atienda el Manifiesto por la Recuperación del sindicato independiente, que ya fue entregado al consejero el pasado 31 de agosto.
El Manifiesto de Enseñanza de CSI-F incluye la reivindicación de la reducción de la jornada laboral del profesorado de la Enseñanza Pública; la rebaja del número de alumnos por aula; el mantenimiento de las retribuciones ante bajas por enfermedad; la disminución de las tareas burocráticas que desarrollan los profesores; el incremento de las plantillas de profesores con importantes y suficientes ofertas de empleo; la recuperación del salario del profesorado, y el establecimiento de una cláusula de revisión salarial; y la elaboración de un Plan Integral de Mejora de la vida académica y educativa.