CSI-F teme una incidencia más dañina de la aplicación de la reforma 3+2 en las universidades de Castilla y León
23 de Marzo de 2015

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) asegura que la implantación del decreto del Gobierno sobre reforma universitaria, conocido como 3+2, “tendrá una incidencia especialmente dañina en el futuro de las universidades de Castilla y León, comunidad que ocupa el tercer puesto nacional en tasas universitarias más caras (las que oportunamente se anuncian en estos días serán congeladas), y el segundo en el ranking de implantación de universidades privadas con respecto a públicas”. Así lo señala el responsable del sector de Universidad de CSI-F Castilla y León, Antonio Barreñada, que remarca que los ciudadanos serán los “graves perjudicados finales”, porque estudiar costará más caro a las familias y en condiciones más desiguales.

Asimismo, afirma que la reducción de créditos académicos necesarios para finalizar los estudios de grado, y la posible pérdida de estudiantes tendrán un impacto muy negativo en la financiación de las universidades, el empleo y las condiciones laborales del profesorado y del personal de administración y servicios, considera CSI-F. Con todo, las cuestiones económicas son solo una punta del iceberg de todo lo que la reforma amenaza, lamenta Antonio Barreñada.
En un punto opuesto a un “necesario planteamiento sereno”, para la “búsqueda de equilibrio y armonización en la universidad”, la reforma planteada “generaliza la des-homologación, el arbitrio, o la más nefasta competencia, ajustada a la demanda, en desigualdad de condiciones, entre universidades públicas y privadas, entre las de unas comunidades y otras, entre las grandes y las pequeñas…; entre las carreras reguladas y las que no tienen esta consideración, algunas de las que tienen como objeto lo que el ministro Wert llegó a calificar de estudios que distraen”, añade Barreñada.
“Los argumentos engañosos y recurrentes utilizados en defensa del nuevo Decreto del 3+2, como que se favorece la internacionalización y la convergencia con Europa, no se sostienen”, explica, ya que el Gobierno sólo está utilizando “los datos parciales que le interesan”, pero oculta otros muchos datos “reales, íntegros y en su auténtica dimensión” sobre duración de los estudios, coste o becas en Europa, “donde las tasas son muy inferiores y las becas más numerosas. Estudios publicados por organismos oficiales europeos sitúan a España en octavo lugar en coste de grados y séptimo en postgrados, de un conjunto de 25 países”. Barreñada recuerda que el modelo 3+2 no es el más presente “internacionalmente”, ni el más relevante de los factores de convergencia en el ámbito europeo, en una –esta sí– auténtica “estudiada labor de distracción” de los reales objetivos perseguidos.
La reforma que impone el Real Decreto 43/2015 se suma –de manera muy calculada– a la pretensión de liquidar el modelo universitario, adelgazar la universidad pública para engordar la privada, insiste CSI-F. “No es una reforma educativa lo que se ha propuesto, sino una reforma social en todo el sentido, utilizando como herramienta al sistema educativo. Los impuestos de quienes los pagan no sirven para dar servicios a los ciudadanos. Las reformas, tal como las entendemos, sirven para corregir debilidades, no para estrangular a los débiles, individual o socialmente”.
CSI-F anima a participar en la huelga que se celebra este martes 24, convocada por los sindicatos de la Mesa Sectorial y organizaciones estudiantiles, contra el nuevo sistema de títulos, lamentando que “no se haya dado la oportunidad al diálogo”.


Ver Galería