CSI·F teme que la nueva ‘autonomía’ de los centros docentes agravará los problemas educativos en Castilla y León
25 de Junio de 2014

CSI·F teme que la nueva ‘autonomía’ de los centros docentes agravará los problemas educativos en Castilla y León

El sindicato independiente cree que ‘oficializa’ los recortes económicos en Educación, especialmente en el medio rural, y que agravará la desigualdad de oportunidades entre los alumnos. CSI·F lamenta que la Junta no haya escuchado ni haya valorado las opiniones de los docentes de la Comunidad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) califica de “muy preocupante” el decreto 23/2014 de 12 de junio de la Junta sobre el marco de gobierno y autonomía de los centros docentes de enseñanzas no universitarias, “porque la Consejería de Educación ha dado una vuelta más de tuerca a lo que ya impone la LOMCE, sin escuchar a los docentes y valorar sus propuestas, con lo que los problemas de la enseñanza en Castilla y León se agravarán con esta ‘autonomía’ que rechazamos”.

La “oficialización y resignación” por los recortes económicos, especialmente en la educación del medio rural; o la pérdida de igualdad de oportunidades para todos los alumnos, con la inclusión de varios parámetros ‘trampas’ sobre horarios, currículos o especialización, son algunas de las quejas de los docentes de CSI·F, que temen el asentamiento de una educación “etiquetada y seleccionada del ‘sálvese quien pueda’”, con una ley ‘hipócrita’ que “oculta sus deficiencias y sus verdaderas intenciones”.
CSI·F insiste en que “aunque la LOMCE lo imponga, hay que llevar a cabo, con mucha precaución y cautela” el proyecto de autonomía de los centros de enseñanzas no universitarios. “Nos preocupa en base a qué los centros docentes, en uso de su autonomía, podrán concretar, desarrollar y completar el currículo en vigor de las diferentes etapas, niveles, ciclos y cursos de las correspondientes enseñanzas, teniendo en cuenta la disponibilidad de recursos”, explica la responsable autonómica de Enseñanza en CSI·F, Isabel Madruga.
El sindicato independiente cree que “bajo estas pomposas palabras está la posibilidad de mantener y perpetuar los recortes educativos, sobre todo la enseñanza en la zona rural. Esta posibilidad que ofrece la LOMCE de concretar y desarrollar currículos, llevará a que alguna modalidad de Bachillerato a desaparecer. “Con la excusa de concretar el currículo e incluso de especializarse en algún Bachillerato de Excelencia, se dará cumplimiento al destrozo de alguna modalidad sólo porque no llega a los elevadísimas ratios que proponen los decretos de recortes”, dice CSI·F.
El sindicato reclama que la autonomía de los centros de enseñanza aprobada por la Junta no derive, a medio o a largo plazo, “en un etiquetado o clasificación de centros”. La LOMCE, en algunos apartados, se comporta como una ley que trata de decir una cosa para ocultar sus verdaderos propósitos”.
En este tema, parece que la LOMCE evita el ‘café para todos’ de la LOGSE-LOE, que bajó tanto el listón del esfuerzo y de la disciplina entre los alumnos, y “que ha provocado que dar clase sea muy difícil, y que haya que lidiar durante buena parte de la clase con alumnos desmotivados por la propia falta de esfuerzo”.
Un proyecto de autonomía de centros serio, consensuado y equitativo debería velar por la flexibilidad para adaptarse a la diversidad de alumnos, lo que exige mucha inversión económica, apunta el sindicato independiente; que afirma que “el problema principal de la educación en España sí es un problema de inversión. Primero porque es muy escasa, de las más bajas de Europa; segundo, porque de la escasa inversión se lleva una buena mordida las subvenciones de la enseñanza concertada; y tercero, porque impide una auténtica atención a la diversidad de alumnos y obliga a tener el Bachillerato más corto de Europa”.
Por otra parte, CSI·F cree que la especialización curricular de los centros entraña otra ‘trampa’, porque la Consejería de Educación puede aprovechar esta oportunidad de la LOMCE para extender sus planes estrella: el bilingüismo y el éxito educativo, “que han sido muy contestados por el profesorado y sobre los que el consejero ha prometido, en varias ocasiones, realizar una evaluación seria, sin que lo haya hecho aún”. A medio plazo, CSI·F considera que la educación de Castilla y León “pagará unos experimentos que no se están haciendo bien planificados, ni con los recursos suficientes y adecuados”.
CSI·F piensa que una autonomía de los centros, que puede llegar al 25% en currículo y horario, según permite la LOMCE, “es excesivo”, porque se requiere una mayor homogeneización en el conjunto de España. El sindicato punta que permitir ampliación de horarios y calendarios escolares da pie a “vender la guardería a las familias, como gusta hacer la enseñanza concertada”.
Finalmente, CSI·F critica la pérdida de funciones del Consejo Escolar (impuesto por la LOMCE), y el incremento de los poderes del director del centro, “algo que puede ser negativo y pernicioso Por un lado la mayoría de los directores actuales no quiere asumir esos poderes. Por otro lado, la comunidad educativa lo ve como una pérdida del carácter democrático de la gestión de centros”.
CSI·F considera que “la pérdida de decisión del claustro de profesores (que ya viene desde la LOGSE y LOE), provoca mayores problemas en la gestión de los centros, porque los profesores pierden el referente de liderazgo en la figura de un director, y detectan una mayor intromisión de la administración y de los padres en cuestiones académicas y técnicas (como ocurre con los criterios de evaluación), que deberían ser unos espacios propios de los profesores, que son los verdaderos técnicos del proceso de educación”.
El marco del gobierno y autonomía de los centros docentes sostenidos con fondos públicos, que impartan enseñanzas no universitarias en la Comunidad de Castilla y León, pasó por la mesa sectorial el pasado 28 de abril; y se publicó el viernes 13 de junio en el Boletín Oficial de Castilla y León, mediante el Decreto 23/2014.

Ver Galería