CSIF comprometido con el 8-M, Día Internacional de la Mujer
08 de Marzo de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha covocado huelga hoy con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para denunciar las situaciones de discriminación, abuso y violencia que sufren las mujeres de todo el mundo y levantar la voz a favor de la Igualdad.

A esta convocatoria de huelga están llamados miles de trabajadores y trabajadoras de las administraciones, empresas públicas y empresas privadas donde también estamos presentes. Se trata de una huelga de 1 hora (en turno de mañana, tarde o noche) y los paros están fijados en horario de 12,00 h. a 13,00 h., de 15,00 h. a 16,00 h. y de 23,00 h. a 24,00 h.

Esta jornada nos servirá para reivindicar los déficits e incumplimientos por parte de las diferentes administraciones en las políticas de corresponsabilidad y conciliación familiar; eliminación de la brecha salarial; promoción de la Igualdad efectiva y lucha contra la violencia de género.

Desde la aprobación del I Plan de Igualdad en 2011, el Gobierno reconoce la necesidad de mejorar las medidas de conciliación (bolsa de horas, teletrabajo cierre de ministerios a las 18,00 horas, configurar la lactancia como derecho individual, la brecha salarial, y los obstáculos que afrontan las mujeres y que limitan la igualdad plena en el desarrollo de la carrera profesional).

Quedan pendientes otras medidas fundamentales como el desarrollo del protocolo contra el acoso sexual, las unidades de igualdad o la reserva del 2 por ciento de la oferta de empleo público para mujeres víctimas de violencia de género.

Por otra parte, y con ocasión también del 8 de marzo, CSIF ha puesto en marcha una encuesta sobre más de 4.000 personas, donde se pone de manifiesto que el 50 por ciento de las trabajadoras de las administraciones públicas convive a diario con situaciones sexistas, según los resultados preliminares.

Revela que el 55% admite que existe un humor sexista en su trabajo, que el 40% ha soportado piropos o comentarios sobre la apariencia, que el 40% se ha sentido discriminada por ser mujer (ninguneos o indiferencia en reuniones de trabajo frente a sus compañeros…) y que el 32% ha recibido comentarios ofensivos relacionados con su condición de mujer.

Pincha en la imagen para ver el vídeo.

Ver Galería