CSIF demanda que no se relativicen los datos sobre la financiación de las Universidades Públicas de Castilla y León.
09 de Enero de 2019

CSIF DEMANDA QUE NO SE RELATIVICEN LOS DATOS SOBRE LA FINANCIACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS DE CASTILLA Y LEÓN

El Sector de Educación de CSIF CyL exige que se dote a las Universidades Públicas de un modelo estable y de carácter plurianual, que resulte suficiente para financiar una enseñanza pública universitaria de calidad.

CSIF recuerda que entre 2010 y 2014, según datos de la CRUE, la aportación de la Comunidad Autónoma de Castilla y León a las Universidades Públicas había descendido un
16,21%. Asimismo, y según datos extraídos del informe la Universidad Española en Cifras​ 2016/2017, entre 2008 y 2016 los ingresos de las Universidades correspondientes a la financiación autonómica (transferencias corrientes y transferencias de capital de la administración autonómica) se han visto reducidos en un 7,29%.

Los datos no parecen baladíes y constituyen una muestra más de los recortes que el sistema universitario castellano y leonés ha sufrido desde el comienzo de la crisis económica. Es por ello necesario impulsar el modelo, si bien la Junta de Castilla y León no parece estar dispuesta a asumir un compromiso adecuado con las Universidades Publicas, pues según el citado Informe, entre 2014 y 2016 el esfuerzo financiero de la Administración Autonómica sufrió un incremento del 1,64%, lo que no permite ni siquiera hacer frente al incremento de los complementos que año a año el personal de las Universidades va generando.

Por tanto, desde CSIF se entiende que para recuperar y acercarse a los niveles del año

2008 haría falta un incremento anual mínimo del 8% en las transferencias directas de la Junta de Castilla y León, con el fin de cubrir al 100% las necesidades de gastos de personal de las Universidades de esta Comunidad Autónoma. El sindicato demanda a la Junta de Castilla y León un compromiso claro con las Universidades Públicas de nuestra Comunidad, que permita recuperar lo perdido durante la crisis y hacer frente a las demandas de nuestro sistema universitario.

9 de enero de 2018.