CSIF rechaza la propuesta de la JCyL.
27 de Junio de 2018

El Acuerdo de 19 de marzo de 2006 supuso la aplicación de la jornada de 35 horas semanales en el ámbito docente en nuestra Comunidad, aplicación que vino a reflejarse en una carga lectiva de 24 horas para el Cuerpo de Maestros que imparten docencia en los colegios de Educación Infantil y Primaria y 17 para el resto de profesorado. El RD Ley 14/2012 y la Orden que traslada los recortes a Castilla y León -Orden 491/2012-, obligaron a aumentar la jornada semanal en dos horas y media, así como subir las horas lectivas de los Maestros a 25 horas semanales y las de los demás profesores a 20 horas semanales.

Desde ese momento, el Sector de Educación de CSIF Castilla y León está exigiendo a las Administraciones la reversión de los recortes y la disminución de horas lectivas a impartir por todo el profesorado y, gracias a nuestro tesón y esfuerzo, conseguimos que el Acuerdo de 9 de marzo de 2018 firmado con el Gobierno Central contemplase esa posibilidad, para así poder abrir la negociación con los diversos gobiernos autonómicos. Sin embargo, los responsables de la Junta de Castilla y León que han dirigido esta negociación fueron absolutamente incapaces de presentar a las organizaciones sindicales una propuesta mínimamente decente, que permita que mejoren las condiciones socio-laborales del profesorado y, por ende, del sistema educativo de nuestra Comunidad, que gracias al profesorado de la enseñanza pública es uno de los mejores de España.

Precisamente hoy el Presidente de la Junta de CyL ha señalado en el Debate del estado de la Comunidad que ‘tenemos que sentirnos orgullosos de que el sistema educativo de Castilla y León sea uno de los más serios, ordenados, rigurosos e innovadores de España, capaz de compararse en calidad con los mejores sistemas europeos’. Sin embargo, esto se queda en meras palabras alejadas de un verdadero reconocimiento a la labor del profesorado de la enseñanza pública.

Lo único que fue capaz de ofrecer la Junta de Castilla y León, ya a comienzos del mes de junio, fue una reducción del horario lectivo semanal para un porcentaje mínimo del profesorado, así como reducir la permanencia en el centro durante dos horas semanales, todo ello con un grado de imprecisión y de confusión de difícil calificación.

La propuesta era tan impresentable que en el último borrador que CSIF pudo conocer las referencias al sector docente no se incluían en el articulado, sino en el propio preámbulo del borrador, a la vez que se deriva la reducción de esa carga lectiva a su negociación en la Mesa Sectorial: ejercicio sinigual de cobardía, que deriva las consecuencias de este atropello a otra Consejería y a otro ámbito de negociación, donde se nos invitará a repartir la miseria, después de haber firmado un acuerdo absolutamente inaceptable para el profesorado de la enseñanza pública de nuestra Comunidad. Esto supondrá dilatar las negociaciones y que el 1 de septiembre de 2018 el profesorado no haya obtenido ningún avance en sus condiciones socio- laborales.

En definitiva, este acuerdo ignora y ningunea al profesorado de la Enseñanza Pública y está muy lejos de la reducción del horario lectivo del profesorado que el Sector de Educación de CSIF Castilla y León exige para volver a la situación anterior a la crisis. Asimismo, tampoco contempla la reversión de ninguna de las demás medidas implantadas con la excusa de la crisis económica y que tanto daño están haciendo a la educación de nuestra Comunidad (ratios, desdobles, refuerzos), dejando de lado importantes reivindicaciones de CSIF y compromisos adquiridos por la Administración que permitan al profesorado de la enseñanza pública de Castilla y León recuperar y mejorar sus condiciones socio-laborales, lo que, sin duda, redundará en la mejora de la calidad de la educación.

Recordamos a la Junta de Castilla y León que otras Comunidades, como Andalucía o Extremadura, sí han firmado acuerdos fructíferos en este sentido, acuerdos que en CSIF Educación Castilla y León venimos tiempo reclamando.

Por ello, CSIF ha dado hoy una rueda de prensa para dejar clara cuál es nuestra postura y anunciar que seguirá adelante con las movilizaciones que inició el pasado 20 de junio, ahora con otra concentración el día 6 de julio de 2018, a las 11:30 h. frente a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid, con la seguridad de que continuaremos con otras actuaciones posteriormente para conseguir nuestros derechos.


Ver Galería