El Gobierno finaliza de manera unilateral el convenio con las aseguradoras sanitarias de los funcionarios.
21 de Junio de 2013

CSI-F no admitirá que la reforma de las Administraciones Públicas se inaugure con nuevos recorte en las prestaciones sanitarias a funcionarios

Las mutuas de funcionarios Muface, Mugeju (Justicia) e Isfas (personal militar), han decidido dar por concluido, de manera unilateral, el concierto vigente con las aseguradoras sanitarias privadas que dan asistencia a más de un millón de empleados públicos de toda España, medio millón de jubilados y sus familias, según informaron a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo, en la reunión del consejo de Muface.
Esta decisión supone la ruptura del concierto, cuyo expediente de prórroga hasta 2014 se estaba ya tramitando por parte del Estado con las entidades de seguro. El concierto firmado por ambas partes obligaba a Muface a subir la prima al menos un 1,5 por ciento, lo que daba seguridad al mantenimiento del modelo, si bien este compromiso saltó hoy por los aires de manera sorpresiva.
La ruptura del concierto supone la redacción de uno nuevo, donde se congelará la prima actual. Esta circunstancia supondrá un nuevo hándicap sobre el modelo Muface, afectado ya de por sí por la ausencia de nuevos funcionarios por la congelación de oferta de empleo público y el envejecimiento de la población atendida.
En este sentido CSI-F advierte de que se mantendrá vigilante para que esta decisión no afecte a la calidad de la asistencia sanitaria ni suponga un nuevo recorte sobre las prestaciones que reciben los funcionarios. Es más, exige la continuidad del concierto en los términos en los que estaba planteado, tal y como se comprometió por carta dirigida al sindicato el pasado 29 de abril.
En el presente ejercicio, el Gobierno ya recortó en un 22 por ciento las prestaciones a los funcionarios. De hecho, se suprimieron programas como ayudas a la dependencia, podología y termalismo social para mayores, programas de becas de estudio y residencia par mutualista o el programa para la adquisición de vivienda propia. También se recortaron el subsidio de jubilación (se reduce a la cuarta parte) y el subsidio por defunción.
Además, las cuentas de Muface se han visto reducidas en más de mil millones de euros a lo largo de los últimos cinco años, entre 2009 y 2013, como consecuencia de las reducción de las aportaciones del Ministerio de Hacienda, la utilización del remanente de tesorería y la congelación de las ofertas de empleo público, lo que ha impedido la entrada de nuevos titulares y beneficiarios en el sistema. Esta situación puede comprometer a medio plazo el futuro de la mutualidad.
Adjunto Tamaño
Carta a MUFACE ante la no prorroga del concierto sanitario.pdf 1 MB