CSI·F rechaza totalmente el anteproyecto LOMCE en su paso por el Consejo Escolar.
26 de Enero de 2013

El Informe de la Ponencia nº 1/2013 complementario sobre la nueva versión del anteproyecto de ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), elaborado en la Permanente del CEE ha incorporado enmiendas de CSI-F que mejoran considerablemente su contenido, referidas a la necesidad de establecer un Pacto de Estado por la Educación, al respeto a la especialización del profesorado dentro de la autonomía de la función docente y a la vinculación entre la LOMCE y la futura Ley del Estatuto Docente.

El Anteproyecto de Ley de 3 de diciembre de 2012 modula y suaviza la terminología utilizada en el documento anterior (octubre 2012), sobre todo en lo referido a conceptos económicos y mercantilistas como competitividad, productividad, etc. En el actual Anteproyecto se emplean términos como integración, equidad, cohesión e implicación social, etc., más en consonancia con la línea de CSI-F y a todas luces más adecuados a una Ley de Educación.

En CSI-F compartimos, además de este cambio terminológico, más ajustado a ámbitos pedagógicos y educativos, algunas propuestas que pueden contribuir a la mejora de nuestra Educación y que venimos reclamando desde hace muchos años. Entre ellas están:

  • LA NEGOCIACIÓN Y APROBACIÓN DEL ESTATUTO DOCENTE, que regule y proteja las condiciones laborales y profesionales de los profesores, y establezca su carrera profesional.

  • EL RECONOCIMIENTO Y EL IMPULSO DE LOS VALORES Y PRINCIPIOS NECESARIOS PARA CONSEGUIR UNA MEJOR EDUCACIÓN, incluida la cultura del esfuerzo y de la responsabilidad.

  • A ELIMINACIÓN DE LA COMPRENSIVIDAD EN 3º Y 4º ESO, entendida ésta como un modelo de enseñanza igualitaria y única para todos los alumnos, independientemente de sus motivaciones, capacidades y aspiraciones. Apostamos por un modelo equilibrado que compatibilice la comprensividad en los primeros niveles educativos y la diversificación posterior, en ningún caso irreversible. Es evidente que los resultados educativos obtenidos en nuestro País desde sistemas puramente comprensivos (LOGSE 1990) aconsejan cambios.

  • LA MEJORA DE LA CONVIVENCIA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS, aunque consideramos un grave obstáculo el aumento de las ratios alumnos-profesor establecido en el RD 14/2012 de 20 de abril de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo (hasta 20%).

  • EL ESTABLECIMIENTO Y ADELANTO DE LOS ITINERARIOS O VÍAS FORMATIVAS a 3º y 4º ESO.

  • LA ANTICIPACIÓN DE LA ENTRADA A LA FPB A LOS 15 AÑOS, aunque pensamos que no sería malo a partir de los 14 años con el correspondiente informe del Dto. Orientación.

  • UNA MAYOR HOMOGENEIDAD DEL SISTEMA EDUCATIVO a partir de unos contenidos básicos comunes para todo el Estado, respetando en todo momento las características y especificidades de las comunidades autónomas.

En CSI-F somos conscientes de la necesidad y de la urgencia de una nueva Ley de Educación que corrija los errores y las carencias de las anteriores leyes.

Las propuestas que contiene el anteproyecto son totalmente insuficientes para cubrir las necesidades del sistema educativo, por lo que me temo que nos encontramos ante otra oportunidad perdida.

A la improvisación manifiesta plasmada en el anteproyecto (que ha dado lugar a la publicación de tres borradores) y a la patética y vergonzosa actitud de ciertos políticos y medios de comunicación, que han utilizado la Ley de Educación como medio de confrontación lingüístico –territorial, hay que añadir los mismos defectos “de bulto” que describíamos y rechazábamos en el anterior Pleno del CEE:

  • Consideramos un grave error haber mantenido la LOE como “patrón” para la nueva Ley. La LOE corresponde a un modelo educativo y a un modo de concebir la Educación que nada tiene que ver con el anunciado por el actual Gobierno. Me temo que se produzca una hibridación artificial sin fruto.

  • En CSI-F llevamos muchos años denunciando algunos defectos de la LOGSE por las negativas consecuencias que han supuesto para muchas generaciones: comprensividad, igualitarismo y promoción semiautomática.

  • En relación con la promoción, creo que se actúa de un modo timorato, permitiendo pasar al curso superior con tres asignaturas suspensas (como en la actualidad).

  • El contexto y la situación en que pretende implantarse la LOMCE no son los mejores posible, es más, parece ser un indicador del fracaso de la misma: un ERE a más de 50.000 profesores (con la consiguiente reducción de la plantilla) a pesar del incremento de alumnos, el grave y continuo deterioro de las condiciones laborales y profesionales de los docentes, que ven aumentada su jornada laboral, sus funciones y sus responsabilidades al tiempo que se reducen sus salarios y sus expectativas de estabilidad y reconocimiento, etc. así lo indican.

  • El Anteproyecto de Ley permanece suspendido sin una base firme y sin los apoyos fundamentales:

    • Ha faltado el diálogo, la participación y la búsqueda de consensos necesarios para llegar a un Pacto de Estado por la Educación que dote de estabilidad el sistema para varias generaciones.

    • No va acompañada de una Memoria Económica suficiente, que garantice su correcta implantación y aplicación. La LOE contó con un presupuesto de 7.100 millones €. La presentada por Wert el 23 de enero de 2013 a las CCAA para la LOMCE es de 408 millones entres años (23 el primero, 130 el segundo y 255 el tercero).

    • Echamos en falta la apuesta inequívoca por la Educación y la Enseñanza Públicas como garantía de cohesión social y de igualdad de oportunidades. Una EDUCACIÓN PARA TODOS. Sin embargo en el Anteproyecto de Ley se apuesta por la equiparación de las dos redes, por sufragar con fondos públicos tantos centros de titularidad privada o empresarial como demanda exista, aumenta la temporalidad de los conciertos, etc. Desde CSI-F denunciamos enérgicamente la desconfianza que desde el Gobierno de la Nación se tiene hacia la Educación y la Enseñanza Públicas, reflejada en estas medidas. Rechazamos que en el futuro puedan concertarse unidades en la red privada (y por tanto pagarlas con dinero público) mientras se supriman unidades en la red pública, cuyos profesores y centros ya existen. No creemos que España pueda ni deba pagar dos veces un puesto escolar, y menos en la misma localidad.

En definitiva, que teniendo aspectos que compartimos y que pueden mejorar el sistema actual, rechazamos TOTALMENTE el Anteproyecto porque en absoluto cubre las expectativas de quienes llevamos tantos años trabajando para conseguir una Ley de Educación de Todos y para Todos, de largo recorrido y basada en el consenso y en la defensa de la enseñanza pública sin ambigüedades.

Además de no resolver los problemas fundamentales de nuestra Educación, la LOMCE funcionará como un apéndice de la LOE, sin entidad ni personalidad propia.

Madrid, 24 de enero de 2012

Adrián Vivas Galán

Presidente del Sector Nacional de Enseñanza de CSI-F

Ver Galería