Actualización (12/05/2020) INFORMA JCYL | PROCEDIMIENTO ACTUACIÓN TRABAJADORES “ESPECIALMENTE SENSIBLES” (TES)
PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA EL ESTUDIO DE TRABAJADORES “ESPECIALMENTE SENSIBLES” (TES) DENTRO DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS DE NUESTRA ADMINISTRACIÓN
12 de Mayo de 2020

Con fecha de hoy 12 de mayo de 2020, presentamos escrito dirigido al CONSEJERO DE LA PRESIDENCIA, solicitando que se modifique el Procedimiento de actuación para el estudio de trabajadores “especialmente sensibles” (TES) dentro de los empleados públicos de nuestra Administración, para que el acceso a la información médica de carácter personal se limite al personal médico y a las autoridades sanitarias que lleven a cabo la vigilancia de la salud de los trabajadores, conforme a los dispuesto en la normativa vigente. También se presentarán escritos en el mismo sentido dirigidos a los Delegados Territoriales para una mayor diligencia dado el tema en cuestión.

Escrito registrado en PDF

06/05/2020

CSIF, informa que la Junta de Castilla y León ha dado a conocer en el día de hoy, 6 de mayo de 2020, el PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA EL ESTUDIO DE TRABAJADORES “ESPECIALMENTE SENSIBLES” (TES) DENTRO DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS DE NUESTRA ADMINISTRACIÓN, elaborado por el Servicio de Coordinación y Prevención de Riesgos Laborales.

De acuerdo con lo contenido en el “Procedimiento de actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al Sars-cov-2 (30 de abril de 2020)”, el Ministerio de Sanidad ha definido como grupos vulnerables para COVID-19:

Personas con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años.

En caso de que un empleado público se encontrara en alguno de los grupos anteriores y este considerara que debe evaluarse su situación de riesgo, lo comunicará a su responsable directo y/o al Servicio de Personal correspondiente, continuando la tramitación del resto del procedimiento.

En tanto en cuanto se proceda a determinar la solución a la situación concreta del trabajador afectado, continuará prestando sus servicios a través de las vías habilitadas para el trabajo remoto o teletrabajo, en su caso.

Transcribimos contenido del documento de Presidencia de la JCYL:

El artículo 25 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales establece la necesidad de protección de los de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos. En determinados casos, hay posibilidades de que una infección por COVID-19 pueda afectar de una manera más grave a determinados colectivos de personas. Estas personas son las que denominamos TRABAJADORES ESPECIALMENTE SENSIBLES (TES) o personas con especial vulnerabilidad. En estas situaciones, se deben extremar las medidas de prevención y vigilancia dado que en caso de contagio en TES, las consecuencias pueden ser de más gravedad que para otra persona no considerada como tal.

En el “Procedimiento de actuación para los Servicios de Prevencion de Riesgos Laborales frente a la exposición al Sars-cov-2 (30 de abril de 2020)”, con la evidencia científica disponible a fecha 8 de abril de 2020, el Ministerio de Sanidad ha definido como grupos vulnerables para COVID-19 las personas con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años.

En caso de que un empleado público se encontrara en alguno de los grupos anteriores y este considerara que debe evaluarse su situación de riesgo, deben seguirse las siguientes actuaciones:

  1. El empleado público lo comunicará a su responsable directo y/o al Servicio de Personal correspondiente.
  2. El responsable directo y/o el Servicio de Personal correspondiente determinarán y adoptarán medidas de prevención ajustadas a su situación individual con objeto que pueda desarrollar su actividad laboral sin elevar el riesgo propio de la condición de salud del empleado público. Para ello, valorarán la posibilidad de:
  1. Realizar una adaptación del puesto de trabajo
  2. Proporcionar medidas de protección adecuada que eviten el posible contagio
  3. Reubicarle en otro puesto de trabajo exento del riesgo de exposición

Si fuera necesario, para valorar la necesidad y posible implantación de las actuaciones preventivas señaladas anteriormente, se podrá contar con la colaboración de los Servicios de Prevención de las Delegaciones Territoriales y, si fuera el caso, del Servicio de Coordinación y Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de la Función Pública.

Si se lleva a cabo la adaptación del puesto de trabajo, se pueden implantar las medidas de protección efectivas y/o la reubicación, se le comunicará que puede continuar trabajando con normalidad.

  1. Si no existe posibilidad de adaptación del puesto de trabajo, protección adecuada que evite el contagio o reubicación en otro puesto exento de riesgo de exposición, o haya dudas sobre su posible efectividad ese caso en concreto, se deberá poner en conocimiento de los médicos referentes del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (Anexo I) para que inicie la actuación necesaria:
  1. El responsable directo a través del Servicio de Personal correspondiente comunicará a dichos médicos referentes, mediante la ficha anexa a este procedimiento, los datos necesarios para que inicien la valoración y establezca la naturaleza de especial sensibilidad del empleado público y emita informe sobre las medidas de prevención, adaptación y protección necesarias.
  2. Una vez realizada la valoración por parte del médico del trabajo del Servicio de Prevención, este mandará copia del informe a:
    • El propio empleado público
    • Al Servicio de Personal del centro de trabajo al que pertenezca el empleado público que lo comunicará a su responsable directo.
    • Si fuera objeto de propuesta de Incapacidad Temporal (IT), mandará copia a la Inspección Médica para su tramitación al médico de atención primaria que, en último extremo y a la vista de sus datos clínicos, decidirá la emisión o no de la correspondiente IT.
  1. En los casos que el responsable directo y/o el Servicio de Personal correspondiente, por el motivo que sea, no tengan información suficiente para poder proponer y/o adoptar las medidas preventivas de protección para el empleado público, se seguirá el procedimiento indicado en el punto anterior.
  2. En tanto en cuanto se proceda a determinar la solución a la situación concreta del trabajador afectado, este continuará prestando sus servicios a través de las vías habilitadas para el trabajo remoto o teletrabajo, en su caso.

Documento en PDF