CSIF denuncia el abandono de los servicios Farmacéuticos oficiales en la provincia de León
El sindicato profesional denuncia “la continua falta de consideración y abandono” por parte de la Junta hacia sus empleados públicos encargados de la seguridad sanitaria más cotidiana, los Farmacéuticos, funcionarios encargados de la dispensación de medicamentos extranjeros, el control de centros y servicios sanitarios y el control sanitario del agua de consumo una gran parte de la provincia de León, así como el control de la temida Legionella en hoteles, albergues, SPAs, residencias de ancianos y piscinas climatizadas.
15 de Enero de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, y en concreto del sector de Administración General de la Junta de Castilla y León, denuncia que los vecinos de Términos municipales como Riaño, Cistierna, Boñar, Puebla de Lillo, La Vecilla, Almanza, Sabero, Gradefes, Cubillas de Rueda, Posada de Valdeón…, y así hasta 222 localidades que engloba la Demarcación Farmacéutica de Cistierna, en la que se incluyen las 4 zonas básicas de salud de Riaño, Cistierna, Boñar y Ribera del Esla, quedan sin la dispensación de medicamentos extranjeros, sin el control de centros y servicios sanitarios y sin el control sanitario del agua de consumo de las 222 localidades, que abarca dicha demarcación, ni el control de la temida Legionella en hoteles, albergues, SPAs, residencias de ancianos y piscinas climatizadas, entre otros.

El motivo no es otro, recalca el sindicato independiente, que la “indiferencia, el menosprecio y el perjuicio que se efectúa al colectivo farmacéutico de la Junta de Castilla y León” y, por ende, a la ciudadanía leonesa en este caso, incumpliendo órdenes y decretos de la propia Junta de Castilla y León desde hace más de 10 años, al no sustituir a farmacéuticos de las Demarcaciones, aun quedando cerrada la oficina por ausencia de todo su personal.

El Farmacéutico de Salud Pública de la Consejería de Sanidad desarrolla labores de inspección para garantizar la salud pública a la que tiene derecho la población castellana y leonesa, derecho conculcado en las materias señaladas por la ausencia total de inspectores.

Estos hechos se han puesto reiteradas veces en conocimiento del Jefe del Servicio de Sanidad de León, de la propia Consejería de Sanidad e incluso del Procurador del Común, haciendo caso omiso a estas reivindicaciones.

A fecha de hoy, puntualizan desde CSIF, “de las 44 plazas de farmacéuticos que existen en León, no hay ningún sustituto, 5 están de baja por enfermedad, 4 están sin cubrir y 12 son interinos”.