CSIF DENUNCIA LA SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRA LA RESIDENCIA DE MAYORES DE ARMUNIA Y PUNTUALIZA LAS PALABRAS DE LA CONSEJERA
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de León, quiere hacer una nota aclaratoria con respecto a la noticia publicada el 18/09/2018 en algunos medios de comunicación, referente a la información difundida por la Consejera de Familia e Igualdad de oportunidades con respecto la Residencia Mixta para Personas Mayores de León (Armunia): las palabras de la Consejera no se atienen a la realidad del centro.
22 de Septiembre de 2018

En primer lugar, destacar que, aunque tiene capacidad para 200 residentes, en la actualidad alberga a menos de 90, pues hay que recordar que es una Residencia Mixta y no de Asistidos; cuestión distinta es que la lista de válidos esté cerrada, no porque estén las plazas ocupadas sino porque la Administración no quiere dar entrada a este tipo de residentes. Afirma la Consejera que dicha residencia llegará a albergar a 183 residentes, lo cual es totalmente falso, pues si se abren 2 nuevas Unidades de Convivencia serían 32 plazas, más los 96 que dice la Consejera que hay en la actualidad harían un total de 128, nunca 183. Por lo tanto, no es cierto que se vayan a incrementar un 60% las plazas dirigidas a personas dependientes. Los gastos de los servicios públicos se financian a través de los impuestos de los contribuyentes y la Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha dado información relativa a la inversión global de la reconversión de las unidades de convivencia, pero no ha informado de las partidas parciales que justifiquen esta inversión (materiales y mano de obra de la reconversión, mobiliario, personal…), información que creemos necesario conocer, pues hay muchas deficiencias en todos los departamentos tanto materiales como de personal: La nueva Unidad de Convivencia estaba programada para abrir en abril de 2018, encontrándose a día de hoy sin terminar. No hay ascensor en la nueva Unidad de Convivencia, Las grúas están en mal estado, No hay aseos para el personal en la nueva Unidad de Convivencia. No hay carros para ropa sucia en algunas unidades. Falta menaje en la cocina Hay carros calientes con más de 10 años de antigüedad, productos de limpieza de mala calidad… La escasez de personal es constante durante los 365 días del año, estando con frecuencia por debajo de las presencias mínimas de trabajadores que establece la propia administración, lo que supone una sobrecarga de trabajo inaceptable cuando se está trabajando con y para personas con un grado de dependencia tan elevado que precisan atención para absolutamente todas las actividades de su vida diaria. El perjuicio que todo ello causa a los residentes es más que evidente. Nos gustaría saber cómo y dónde se va a invertir el millón de euros anunciado, al igual que nos hubiera gustado asistir a la “inauguración” de la nueva Unidad de Convivencia para poder transmitirle a la Consejera el malestar del personal que trabaja en el centro. No obstante, el empeño por ocultar la realidad de la residencia a los ojos de los visitantes y de la prensa dio finalmente sus frutos y, una vez más, asistimos a un acto que sirvió para encumbrar a nuestra Consejera, pero no para solucionar los problemas de este servicio público.