Sentencia CSIF: Gerencia de SS obligada a informar sobre enfermedad tras accidente laboral
EL JUZGADO DE LO SOCIAL Nº2 DE PALENCIA CONDENA A LA GERENCIA DE SERVICIOS SOCIALES A INFORMAR A UNA TRABAJADORA DE LA POSIBLE ENFERMEDAD A LA QUE ESTUVO EXPUESTA TRAS SUFRIR UN ACCIDENTE LABORAL DE ORIGEN BIOLÓGICO.
09 de Septiembre de 2017

La sentencia manifiesta que nos encontramos ante la colisión de dos derechos fundamentales consagrados constitucionalmente:

  • El derecho a la vida e integridad física de la trabajadora y
  • El derecho a la intimidad del usuario.

La protección del derecho a la intimidad del usuario se desprende de la Ley Orgánica 15/99, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal y de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Dicha protección no se contempla con carácter absoluto sino que tiene excepciones, y así, el artículo 18.4 de la Ley 41/2002, dice que: “En cualquier caso el acceso de un tercero a la historia clínica motivado por un riesgo para su salud se limitará a los datos pertinentes”, sujeto asimismo al deber de secreto establecido en la misma ley.

En el supuesto de autos concurre una causa justificada y se declara el derecho de la trabajadora a que se le informe de la posible enfermedad a la que ha estado expuesta tras el accidente sufrido, condenando a la demandada a facilitarle la referida información.

Por otra parte, sin acceso a la referida información, no puede valorarse si la actuación del servicio de salud del CAMP, que no dio en el caso concreto ninguna indicación respecto al uso de Equipos de Protección Individual especiales como: mascarillas de protección, gafas, etc., fue o no correcta.

Desde CSI•F pedimos a la dirección del centro y a la Gerencia de Servicios Sociales que se informara a la trabajadora y que se cumpliera el Protocolo de buenas prácticas en prevención de riesgos biológicos, pero nuestras peticiones no fueron atendidas.

Ahora es un juez quien nos da la razón.