CSIF JUSTICIA se solidariza con la Juez de Santa María la Real de Nieva y condena su brutal agresión.
Desde CSIF JUSTICIA CyL, mostramos nuestra más absoluta repulsa por la brutal agresión que ha sufrida la Juez de Santa María la Real de Nieva, a la vez que queremos mostrar todo nuestro apoyo a su familia y en especial a su pareja.

CSIF JUSTICIA CyL, ha venido poniendo de manifiesto de forma reiterada la falta de medidas de seguridad en muchos órganos de la comunidad sin que por las Administraciones competentes se hayan adoptado medidas de calado.
01 de Diciembre de 2020

Queremos mostrar nuestra rabia y nuestra impotencia, porque se ha atentado contra el conjunto de los funcionarios de justicia, pues cualquiera podríamos haber sido objeto de esa agresión.

Por eso, desde CSIF JUSTICIA CyL, mostramos nuestra más absoluta repulsa por la brutal agresión que ha sufrida la Juez de Santa María la Real de Nieva, a la vez que queremos mostrar todo nuestro apoyo a su familia y en especial a su pareja.

Pero también tenemos que señalar que desde CSIF JUSTICIA CyL, hemos reclamado seguridad para los órganos judiciales de Castilla y León, de manera reiterada. Ya el 18 de septiembre de 2019 poníamos de manifiesto las incidencias que se habían venido produciendo en algunos órganos y edificios judiciales de Castilla y León, y reclamamos al Ministerio y a las Gerencias Territoriales de Castilla y León que se dotase de vigilancia a todos los Juzgados de la Comunidad, con independencia de su ubicación y del número de órganos o funcionarios que prestasen servicios en el edificio.

No sería hasta finales de octubre de ese mismo año 2019, cuando la Unidad de Coordinación de Riesgos Laborales comunicaba su intención de recabar información al respecto, sin que se realizase ninguna actuación de calado en ese sentido.

Nuevamente en noviembre de 2019, se reiteró la petición tanto a las Gerencias Territoriales de Castilla y León, como al TSJ de Castilla y León, nuevamente sin solución al respecto. Volvimos a advertirlo ya en plena pandemia COVID el día 19 de mayo de 2020 sin que se adoptasen más soluciones que poner porteros automáticos en algunos de los órganos de la Comunidad.

Hoy, nos encontramos con la triste noticia de una compañera agredida brutalmente. Da igual que haya sido el Juez, porque podría haber sido cualquiera de los que nos consideramos personal de la Administración de Justicia. Y ello, por la pasividad en este sentido que, han venido mostrando los responsables de poner soluciones al problema. Hoy no cabe decir que era desconocido, puesto que CSIF lo ha denunciado oportunamente.

Por desgracia, para nuestra compañera las soluciones, llegarán tarde. Ahora que las declaraciones institucionales se sucederán, que se producirán gestos de repulsa y de apoyo, también es momento de actuar con hechos. Es el momento de poner los medios necesarios para que, en la Comunidad de Castilla y León, no exista ni un solo órgano judicial que carezca de medidas de seguridad, o que carezca de arco detector. Es el momento de que los servicios de seguridad de los órganos judiciales se doten adecuadamente y no con mínimos que en muchas ocasiones ni siquiera existen.

Hoy no es el momento de buscar culpables, es el momento de buscar soluciones. No son los funcionarios de justicia quienes deben de actuar como porteros, ni quienes deben reducir a los violentos, ni quienes deben estar temiendo por su integridad física en el día a día. El Ministerio de Justicia, no puede escatimar en medidas de seguridad para aquellos que prestan un servicio esencial.