CSIF reitera la petición de que todos los Órganos Judiciales de Castilla y León dispongan de personal de seguridad.
Desde CSIF consideramos que ahora son más necesarios que nunca los medios de vigilancia y control de acceso mediante personal de seguridad en todas las instalaciones judiciales que, en la actualidad carecen de dichas medidas de protección. Asimismo se debe dotar de arco de seguridad a todos los Juzgados de Castilla y León.
19 de Mayo de 2020

El personal de vigilancia y seguridad de las sedes judiciales ha cobrado especial protagonismo en la pandemia del COVID-19 a través de las múltiples resoluciones que se han dictado por parte del Ministerio y las Gerencias. Así por ejemplo, se le atribuye la función de controlar e impedir, en los casos en los que no se justifica adecuadamente, el acceso del público general a los Juzgados; o de colaborar en la recepción y custodia de los EPI´s; o incluso, coordinar la atención al público con los ciudadanos.

Sin embargo, cualquier medida de vigilancia y control en relación con las medidas sanitarias, que el propio Ministerio de Justicia ha venido a establecer, son prácticamente inexistentes para quienes trabajan o acuden a edificios o dependencias judiciales donde se carece de personal de seguridad o vigilancia. En los Juzgados en los que no hay personal de vigilancia y seguridad, es absurdo pensar que un funcionario del propio Juzgado, se vaya a dedicar a estar toda la mañana controlando el acceso al edificio.

En primer lugar, porque no es su función. Pero no sólo eso. Es que en la mayoría de los Juzgados que carecen de personal de vigilancia y seguridad, el personal es limitado y difícilmente los funcionarios van a poder estar controlando el acceso al edificio mientras tienen que seguir sacando adelante el trabajo. Si lo que pretende el Ministerio, es dar respuesta a la avalancha de procedimientos que se cierne sobre los Juzgados, carece de todo sentido y de toda lógica, el pretender que los Funcionarios de Justicia, deban dedicarse a ejercer funciones que nada tienen que ver con las establecidas en la LOPJ.

Pero es que además, la mayoría de esos Juzgados, tienen las Secretarías en la planta primera, con lo que los funcionarios que deben estar trabajando y no ejerciendo como "porteros", cuando quieran darse cuenta se encontrarán con que los ciudadanos, pese a las posibles restricciones ya se encuentran dentro de la sede judicial.

La falta de vigilancia y seguridad en determinados órganos judiciales de Castilla y León, ya ha sido puesta de manifiesto por CSIF JUSTICIA CyL, en reiteradas ocasiones. Ya en el mes de septiembre de 2019 denunciamos la escasa o nula seguridad y vigilancia presencial de un número importante de sedes judiciales de Castilla y León, incluso en capitales de provincia. No sería hasta finales de octubre de ese mismo año cuando la Unidad de Coordinación de Riesgos Laborales comunicaba su intención de recabar información al respecto, sin que se hayan tenido nuevas noticias. Pese a que en noviembre de 2019, se reitero la petición tanto a las Gerencias Territoriales de Castilla y León, como al TSJ de Castilla y León, ni unos ni otros han adoptado medida alguna. Mientras, se pone en riesgo la seguridad (y ahora la salud) de funcionarios, profesionales y ciudadanos.

Para CSIF, es inaceptable la pasividad del Ministerio en este sentido y es por lo que nuevamente nos hemos dirigido a los responsables del Ministerio de Justicia para que a la mayor brevedad posible y en lo sucesivo, se garantice la vigilancia y seguridad en todas las sedes judiciales de Castilla y León, mediante medidas de protección como contratación de personal de vigilancia y medidas de controL en las entradas de las instalaciones judiciales.