El Sacyl grapará información sobre riesgos laborales a la historia clínica del paciente
11 de Marzo de 2011


Desde hace tiempo los médicos de atención primaria y las enfermeras del Servicio de Sanidad de la Junta de Castilla y León (Sacyl) interrogan a los pacientes sobre su vida profesional. La información se adjunta a la historia clínica electrónica para facilitar los diagnósticos y la expedición de altas y bajas laborales.

Se acompaña la noticia referente a dicho caso.

Desde hace tiempo los médicos de atención primaria y las enfermeras del Servicio de Sanidad de la Junta de Castilla y León (Sacyl) interrogan a los pacientes sobre su vida profesional. La información se adjunta a la historia clínica electrónica para facilitar los diagnósticos y la expedición de altas y bajas laborales. La consejería que dirige Francisco Javier Álvarez Guisasola ha dado un paso más y ha documentado esa información con los contenidos de una herramienta desarrollada por Ibermutuamur que permite conocer las características de miles de puestos de trabajo. Álvarez Guisasola ha mostrado su disposición a incorporar esta herramienta al sistema autonómico de salud «de inmediato».

El director de Ibermutuamur en la Comunidad, Rafael Tortuero, explica que se trata de una medida «informativa» a través de la que el médico podrá conocer los requerimientos del puesto de trabajo de un paciente, así como otras informaciones como la maquinaria necesaria para su desarrollo o el ambiente de trabajo, es decir, dispone de la totalidad de la información laboral del paciente. No obstante, Tortuero asegura que esta herramienta «no dice si se puede o no ocupar un puesto de trabajo», sino que ofrece la información necesaria para que un médico «pueda tomar decisiones», ya que se trata de una herramienta «de apoyo» a este aspecto, porque la decisión final «siempre es del médico».

El anuncio de la medida tuvo lugar en el transcurso de el IV Congreso de Prevención de Riesgos Laborales de Castilla y León que se está celebrando en el Auditorio Ciudad de León.

Además de Guisasola, también ha estado presente el vicepresidente segundo y consejero de Economía de la Junta, Tomás Villanueva, que enfatizó la labor desempeñada en los últimos años por el Gobierno autonómico en materia de prevención de los accidentes y enfermedades laborales.

Villanueva ha ilustrado este trabajo con cifras. Según el consejero en 2010 se alcanzó una tasa de 39,3 accidentes por cada mil personas ocupadas, una cifra que supuso la reducción del 30% respeto a 2007.

Tomás Villanueva puso énfasis en que pese a la crisis las instituciones no pueden bajar la guardia ante los peligros que afectan al desempeño de tareas productivas, cual quiera que sea su forma.

La seguridad laboral es un «compromiso y una obligación de toda la sociedad», y aunque su incidencia siga una tendencia a la baja el número de accidentes continúa siendo «un dato muy negativo», explicó el vicepresidente de la Junta.

Continúa el congreso. Por otra parte, el congreso continúa hoy con las conferencias y mesas redondas versarán sobre la campaña europea 2010-2011 de Mantenimiento seguro y preventivo, la modificación del Reglamento de los Servicios de Prevención y la reducción de la siniestralidad en el sector de la construcción. También se analizarán los nuevos retos de la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social, el alcance y contenido de las auditorías y los riesgos psicosociales.

En el congreso, para el que se han acreditado más de medio millar de personas, se dan cita más de cincuenta ponentes expertos en riesgos laborales para tratar de averiguar cómo erradicar completamente de la sociedad las lesiones ocasionadas por el trabajo.

09/03/2011 - Diario de León - Castilla León