Registros adversos en la bajada del número de desempleados
-Las diferencias entre provincias, la contratación temporal (94,1%) y el paro joven y femenino ensombrecen los buenos datos del descenso de desempleados en Castilla-La Mancha
02 de Junio de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) celebra la bajada del número de desempleados en Castilla-La Mancha, una noticia positiva teniendo en cuenta que hasta 8.013 personas han accedido al mercado laboral en la región en el mes de mayo, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, situando el número total de parados en 188.183 personas.

A pesar de constatarse que se recuperan, poco a poco, los niveles anteriores a la crisis, desde CSIF se incide en índices negativos y adversos que empañan y ensombrecen la bajada del número de desempleados.

En este sentido, el ritmo de creación de empleo es diferente según los territorios, ya que mientras Guadalajara y Albacete lideran la bajada porcentual del número de desempleados, en Ciudad Real se ha registrado la disminución menos significativa (-3,68% mensual). Igualmente se advierten estas disparidades en la afiliación a la Seguridad Social; en Albacete subió en 3.358 cotizantes (2,60 %); en Ciudad Real lo hizo en 1.817 (1,17 %); en Cuenca, en 1.361 más (1,93 %); en Guadalajara en 1.421 afiliados más (1,65 %) y en Toledo en 2.046 cotizantes más (0,96 %).

Asimismo, los menores de 25 años cuentan con muchas dificultades para acceder al mercado laboral (ha bajado en sólo 964 personas) y entre ellos las mujeres continúan representando el colectivo donde menor incide la mejoría de la evolución descendente de los datos del paro: sólo 319 féminas han conseguido un puesto de trabajo en mayo de 2017 en Castilla-La Mancha.

Nuevamente el sector servicios lidera la bajada del paro (4.002 empleados más en este ámbito respecto a abril), mientras que la construcción o la industria representan descensos menos relevantes mostrando una vez más que la región adolece de problemas estructurales para generar empleo, además de que nuevamente los contratos temporales siguen dominando el mercado laboral con un hasta un 94,1% del total de contratos firmados.