CSIF denuncia la precariedad y temporalidad del mercado laboral
-El aumento del número de desempleados en 3.297 personas en enero se suma a la contratación temporal (92,5%) y a la pérdida de 1.359 afiliaciones en la Administración Pública
02 de Febrero de 2017

La subida del número de desempleados en Castilla-La Mancha en enero en 3.927 personas, hasta situarse en 202.226 según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social publicados hoy, es un dato muy negativo al que se suma que el 92,5% de los contratos firmados en este primer mes de 2017 son temporales, que se han perdido 5.092 afiliados a la Seguridad Social y que la Administración Pública ha sufrido un retroceso importante; un sector clave cuya afiliación media se ha visto reducida en 1.359 personas respecto a diciembre de 2016.

Aunque en comparación con enero de 2016 los datos muestran una bajada de 22.957 desempleados (-10,19 %), los más de 200.000 parados de la región requieren políticas eficaces por parte de los gobiernos central y regional que sirvan para acabar con la precariedad existente y la temporalidad de la que adolece el mercado laboral de Castilla-La Mancha.

En este sentido, que el sector servicios lidere la subida del paro con 4.639 desempleados más muestra una vez más la ausencia de consolidación laboral en la región. El paro de enero subió en las cinco provincias con Albacete a la cabeza (927 desempleados más), seguida de Guadalajara (902 ), Toledo (837), Ciudad Real (671) y Cuenca (590).

A nivel nacional, CSIF advierte que el sector sanitario perdió 10.303 puestos de trabajo en enero de 2017, coincidiendo con la epidemia de gripe en diferentes comunidades autónomas. Además, las cifras de afiliación a la Seguridad Social publicadas reflejan además el abuso de la contratación de interinos y la precariedad en el empleo de nuestras Administraciones Públicas.