Manifiesto de CSI·F para las concentraciones del 26 de Noviembre de 2015
26 de Noviembre de 2015

Por la recuperación de los derechos laborales y salariales de los empleados públicos de la JCCM
Soy uno de los 67.000 empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y, viendo lo que está ocurriendo en la negociación para la recuperación de nuestras condiciones salariales y laborales, algunas veces me gustaría estar en otra Administración.

¿Por qué somos los únicos de España que vamos a seguir sufriendo en 2016 una rebaja salarial autonómica del 3%? Os recuerdo que ya son cinco años y que -primero fue Cospedal y ahora es Page- el que pretende cuadrar sus cuentas anuales con parte de nuestro salario.
¿Qué hemos hecho para padecer la peor normativa existente en casos de Incapacidad Temporal?¿Por qué otras administraciones disfrutan desde hace años de días griposos o de relaciones de enfermedades que suavizaron los recortes generales de las IT? Lo que aquí se está produciendo se trata de una inmoralidad y nuestras enfermedades y las de nuestras familias no necesitan una penalización económica añadida.
¿Por qué los 537.000 trabajadores del Estado cobran en enero y de una tacada el 50% restante de la extra de navidad de 2012?También en este tema volvemos a ir en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con retraso y, lo que es más alarmante, a plazos.
¿Por qué en muchas Comunidades Autónomas y en el Estado llevan desde hace meses pudiendo disfrutar de todos los días por asuntos particulares, días adicionales por antigüedad y vacaciones por antigüedad?En Castilla-La Mancha nos aplazan todas estas medidas a 2016 por lo que también perderemos los días de 2015.
¿Por qué aquí no se pueden firmar ahora acuerdos de recuperación y sí se hace en Madrid, en Murcia, en Castilla y León, en Galicia, en Cantabria, en Valencia, etc.?Además, tampoco hace falta irse muy lejos, sólo ver que también se han acordado en la Diputación de Toledo o en la Universidad de Castilla-La Mancha.
En fin, este es el panorama para los 67.000 empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha: mantenimiento de recortes abusivos y únicos en el panorama nacional, retrasos, recuperación a plazos y olvidos sangrantes.
Y todo esto con la excusa de las elecciones generales del 20 de diciembre y con la ausencia de Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2016.
¿De verdad nos merecemos esto? ¿Tan malos somos los sanitarios, los docentes, los funcionarios, los laborales, los estatutarios? Sinceramente creo que no. Nuestro trabajo en los servicios públicos es efectivo y de calidad, y así lo reconocen los usuarios.
Los políticos nos siguen teniendo en su punto de mira. Así, no nos extraña que el portavoz del gobierno de la JCCM diga que “lo de los empleados públicos no es prioritario”. Se equivocó Cospedal y ahora se equivoca Page, y si hace falta lo volveremos a demostrar en las urnas. Los empleados públicos sólo queremos un acuerdo de recuperación digno y suficiente.
Y LO VAMOS A CONSEGUIR.

Ver Galería