CSI·F denuncia la destrucción masiva de empleo en el SESCAM
26 de Enero de 2015

“EL SINDICATO CSI-F DENUNCIA LA DESTRUCCIÓN MASIVA DE PUESTOS DE TRABAJO EN EL SERVICIO DE SALUD DE CASTILLA-LA MANCHA DURANTE EL PERÍODO 2011-2015 Y QUE EQUIVALE AL CIERRE DE LOS HOSPITALES NACIONAL DE PARAPLÉJICOS, ALMANSA, VILLARROBLEDO, TOMELLOSO Y VALDEPEÑAS, TODOS JUNTOS”


· La destrucción de empleo en la sanidad regional alcanza los 2.837 puestos de trabajo según se desprende de los datos aportados por la propia administración sanitaria y equivale, aproximadamente, a una pérdida del 10% de la plantilla del SESCAM.

· Esta política sanitaria de destrucción masiva de empleo junto con la existencia de mayores tasas de temporalidad en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y la escasa o nula inversión en infraestructuras y nuevas tecnologías sanitarias en estos últimos cuatro años, hacen que se resienta, y mucho, la calidad asistencial prestada a los ciudadanos.

· En enero de 2011 la plantilla del Sescam era de 29.377 trabajadores a los que habría que sumarle unos 377 trabajadores del Hospital Provincial de Toledo que se integraron en el segundo semestre de 2013, lo que hace un total de 29.754 trabajadores.

· En enero de 2015 la plantilla del Sescam asciende a un total de 26.917 trabajadores estatutarios y funcionarios.



El Sector de Sanidad de CSI-F Castilla-La Mancha viene denunciando a lo largo de estos últimos años la pérdida masiva de empleo, las altas tasas de temporalidad y la gran desmotivación de todos los profesionales en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, y la nefasta repercusión que esto tiene en la calidad asistencial que se presta a la población castellano manchega.

Así, en estos últimos cuatro años se han perdido unos 2.837 puestos de trabajo en la sanidad castellano manchega y que por provincias se corresponden con una pérdida de 843 en Ciudad Real, 821 en Toledo, 575 en Cuenca, 438 en Guadalajara y unos 160 en Albacete. Es, a modo de ejemplo, como si de un plumazo hubiese desaparecido toda la asistencia sanitaria de la provincia de Cuenca.

Con semejante panorama de pérdida de puestos de trabajo, altas tasas de temporalidad y empleo precario y pérdida de todo tipo de derechos laborales y retributivos, junto con la escasa o nula inversión en infraestructuras y nuevas tecnologías sanitarias y el cierre indiscriminado de camas hospitalarias, hacen que las listas de espera se disparen, tanto las quirúrgicas como las diagnósticas y las de consulta, que los servicios de urgencia se colapsen y que las condiciones laborales se hayan deteriorado de tal manera que, a día de hoy, prácticamente no se sustituyen las bajas laborales ni los períodos vacacionales y esto hace que los trabajadores estén soportando una cargas de trabajo excesivas que están poniendo en riesgo la seguridad y salud de los profesionales y la de los propios pacientes.
CSI-F quiere denunciar estas políticas sanitarias que nos están conduciendo al abismo socio sanitario y que hacen que en nuestra comunidad autónoma se estén deteriorando a ritmos forzados la calidad asistencial y las condiciones laborales de todo tipo.
Por otra parte, CSI-F quiere dejar constancia de la gran profesionalidad de todos y cada uno de los profesionales que trabajan en la sanidad de Castilla-La Mancha y que gracias a su esfuerzo diario hacen posible que la sanidad no haya estallado aún más y que lo están haciendo a pesar de las continuas pérdidas de derechos laborales y retributivos y de la escasa o nula conciliación de la vida laboral y familiar, por no hablar del desprecio continuado al que son sometidos.

SECTOR AUTONÓMICO DE SANIDAD DE CSI-F CASTILLA-LA MANCHA