Más de 150 empleados públicos de Ciudad Real se han concentrado hoy para protestar por los recortes
09 de Octubre de 2014


Respondiendo a la convocatoria de CSI·F

Céspedes: “los empleados públicos defenderán sus derechos en los tribunales, en la calle y en las elecciones”

“No nos vamos a desanimar. Nos reuniremos con el PSOE y el PP durante la tramitación de los Presupuestos en las Cortes de Castilla-La Mancha y en el Congreso de los Diputados y seguiremos exigiendo que nos devuelvan lo que de manera injusta nos quitaron”, ha dicho esta mañana el presidente de CSI·F en Ciudad Real, Rafael Céspedes, a los más de 150 empleados públicos y delegados sindicales concentrados durante quince minutos ante el edificio de Servicios Múltiples, para exigir la recuperación de los derechos perdidos”.

Refiriéndose a la presidenta Cospedal, Céspedes ha dicho que “de continuar enfrentada a 75.000 trabajadores y sus familias, incidiría en la ignominia de seguir maltratando a los empleados públicos de Castilla-La Mancha considerándolos, de manera injusta y arbitraria, como Hijos de un Dios Menor” y ha advertido a la presidenta que “ de continuar así, esta nueva afrenta y provocación tendrá su respuesta por parte de los empleados públicos de la JCCM, y lo harán en los tribunales, en la calle y en las elecciones”.

Céspedes ha informado de que CSI·F se reunió antes de ayer con el ministro Montoro y le pidió la paga 'extra' íntegra y descongelar los salarios de los empleados públicos, “demandas razonables en un contexto de recuperación económica y peticiones sensatas para uno de los colectivos más castigados por la crisis”.

5 años de congelación

En un manifiesto leído a los concentrados, el presidente de CSI·F ha dicho que “en nombre del control del déficit, llevamos padeciendo cinco años consecutivos de congelación salarial y recortes retributivos varios impuestos por los Gobiernos de Zapatero y Rajoy que nos han supuesto una pérdida de poder adquisitivo superior al 30%”.

El texto habla de la reducción de la deuda y la pérdida de derechos laborales “que considerábamos inalienables, empeorando nuestras condiciones de incapacidad temporal, aumentado la jornada laboral, reduciendo los días de asuntos particulares y hasta hurtándosenos una paga Extra de Navidad”.

Rafael Céspedes ha recordado que “los empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha somos maltratados y exprimidos hasta límites intolerables y los más de 70.000 funcionarios, laborales y estatutarios de la Junta padecemos, además y de manera exclusiva, una rebaja salarial del 3%, únicamente por el hecho de trabajar en nuestra administración autonómica”.

El manifiesto de CSI·F afirma que “para mayor escarnio, cuando el resto de empleados públicos de la Administración General del Estado y de las diferentes Autonomías se disponen a cobrar los 44 días devengados de la extra 2012, aquí seguimos sin aplicar las sentencias, sin negociar su forma de pago y sin incluir partidas presupuestarias en el borrador de los presupuestos regionales.
Cospedal debe retirar el 3%

CSI·F cree que “si Cospedal quiere actuar con justicia y equidad, si de verdad tiene voluntad de compensar los mayores esfuerzos realizados durante la crisis, debe recoger en los Presupuestos de C-LM para 2015 el fin de la rebaja salarial autonómica del 3% y el pago de la parte devengada de la Extra de Navidad de 2012”.

Y CSI·F se lo pide con el respaldo de más de 10.000 firmas de empleados públicos y en un contexto que ella misma anuncia como de recuperación económica en Castilla-La Mancha por encima de la media española, aunque , la primera reacción de la Sra. Cospedal ante la concentración que realizamos la semana pasada en Toledo contra la rebaja salarial autonómica del 3% fue decir : “No se va a tocar este tema”.


Ver Galería
Ficheros Adjuntos: