300 delegados de CSI·F se concentran en Toledo en defensa de los derechos de los trabajadores
02 de Octubre de 2014

Frente a la Dirección General de la Función Pública

  • Los delegados de CSIF exigen que la JCCM retire la rebaja salarial del 3%
  • Reclama la devolución del 25% de la extra de Navidad de 2012
  • El sindicato ha trasladado sus legítimas reivindicaciones a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal


El sindicato CSIF acaba de concentrarse hoy en Toledo, frente a la Dirección General de la Función Pública de la Consejería de Presidencia y Administraciones para exigir la restitución de los derechos laborales y retributivos de los empleados públicos de Castilla-La Mancha y manifestar su oposición a la pérdida de más del 30 por ciento del poder adquisitivo de los trabajadores por anunciar el gobierno el quinto año de congelación salarial continuada.

Los delegados del sindicato mayoritario de la Función Pública en Castilla-La Mancha y en el conjunto del Estado español, se han manifestado esta mañana en Toledo para protestar por el mantenimiento de recortes salariales en nuestra Comunidad Autónoma, como es el caso de la rebaja salarial del 3 por ciento, absolutamente discriminatoria, injusta y desproporcionada con los empelados públicos de nuestra región.
El mantenimiento de esa rebaja perjudica a más de 75.000 familias por el simple hecho de vivir en Castilla-La Mancha y padecer las políticas restrictivas de María Dolores de Cospedal.
Los representantes de CSIF también han salido a la calle para reclamar la devolución de la paga extraordinaria de navidad del año 2012, ninguneada a los empleados públicos, y en su defecto que se abonen de forma inmediata los 44 días devengados de la extra de Navidad que ya reconocen los tribunales y que muchas administraciones han decidido reintegrar a sus trabajadores.
De nuevo, el sindicato CSIF le pide al gobierno Cospedal que cumpla con las sentencias en ese sentido, negocie con los representantes sindicales la forma de pago e incluya en las Cuentas del 2015 el abono de la paga extra, en un gesto que daría coherencia a su reiterativo discurso de recuperación económica.
CSIF ha vuelto a reclamar en la calle la devolución de derechos laborales que se consideraban inalienables, la reposición de las condiciones de incapacidad temporal, la jornada laboral de 35 horas semanales, los días de asuntos particulares y la generación de empleo para responder a las demandas de calidad en el servicio de todos los ciudadanos.
El sindicato CSIF seguirá mostrando su malestar en concentraciones como la del día de hoy si no se habilitan foros de debate y de negociación adecuados para que los empleados públicos se sientan defendidos por sus representantes en la restitución de sus derechos, además de recuperar el prestigio, la dignidad y el reconocimiento a su labor, consideraciones depreciadas por nuestros dirigentes políticos, algo que no se puede seguir permitiendo y que CSIF no va a dudar en denunciar tantas veces como sea necesario.-

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: