Delegados sindicales de CSI·F se concentran mañana en Toledo para que la Junta retire la rebaja salarial del 3% y garantice en los Presupuestos de C-LM el cobro del 25% de la extra de Navidad de 2012
01 de Octubre de 2014
  • Ha trasladado hoy estas reivindicaciones a la Presidenta de la JCCM
  • El sindicato defiende que los Empleados Públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no somos “Hijos de un Dios Menor”

En nombre del control del déficit, llevamos padeciendo cinco años consecutivos de congelación salarial y recortes retributivos varios impuestos por los Gobiernos de Zapatero y Rajoy que nos han supuesto una pérdida de poder adquisitivo superior al 30%.
Justificado en la reducción de la deuda, hemos perdido derechos laborales que considerábamos inalienables, empeorando nuestras condiciones de incapacidad temporal, aumentado la jornada laboral, reduciendo los días de asuntos particulares y hasta hurtándosenos una paga Extra de Navidad.
Políticos de uno u otro signo nos colocaron en el epicentro de los recortes, criminalizando al colectivo e ignorando nuestro trabajo de servicio público esencial a los ciudadanos.
Nuestras leyes, normativas, negociaciones y acuerdos han sido violentados, suspendidos o, sencillamente, ignorados por unas imposiciones de exclusivo matiz economicista.
Pero todas estas medidas, aunque injustas y brutales, las sufren por igual los empleados públicos de cualquier administración pública española, sea estatal, autonómica o local.
Sin embargo, los más de 70.000 funcionarios, laborales y estatutarios de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha padecemos, además y de manera exclusiva, una rebaja salarial del 3%, únicamente por el hecho de trabajar en nuestra administración autonómica.
Para mayor escarnio, cuando el resto de empleados públicos de la Administración General del Estado y de las diferentes Autonomías se disponen a cobrar los 44 días devengados de la extra 2012, aquí seguimos sin aplicar las sentencias, sin negociar su forma de pago y sin incluir partidas presupuestarias en el borrador de los presupuestos regionales.
CSI·F ha pedido a Cospedal que, si quiere actuar con justicia y equidad, si de verdad tiene voluntad de compensar los mayores esfuerzos realizados durante la crisis, recoja en los Presupuestos de C-LM para 2015 el fin de la rebaja salarial autonómica del 3% y el pago de la parte devengada de la Extra de Navidad de 2012.
Y esto se lo pedimos en un contexto que la propia presidenta anuncia como de recuperación económica. De no hacerlo, incidiría en la ignominia de seguir maltratando a los empleados públicos de Castilla-La Mancha considerándolos, de manera injusta y arbitraria, como Hijos de un Dios Menor.

Ficheros Adjuntos: