Los profesionales sanitarios y de servicios sociales parados representan el 56% del total, unos 90.344 trabajadores
20 de Agosto de 2014

El paro sanitario se ceba con los más jóvenes

Los profesionales sanitarios y de servicios sociales menores de 45 años fueron los más castigados por el desempleo dentro de su sector en 2013. Así lo desvela el Consejo Económico y Social en su último informesobre la situación sociolaboral de las personas de edades comprendidas entre los 45 y los 64 años, donde detalla que, el año pasado, el número de parados de este colectivo fue de 162.262 personas, de los cuales, 90.344 afectaba a menores de 45 años y 71.918 a mayores de esta franja de edad, es decir, el 55,67 y 44,32 por ciento respectivamente.


Si a ello se suma que, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre de 2013, la cifra de sanitarios ocupados estaba por debajo del millón de trabajadores, el panorama laboral para este sector de sanidad no es el más ideal de todo el conjunto de sectores económicos, castigado en gran parte por el fuerte ajuste presupuestario en el empleo público (sanidad, educación y servicios sociales) de ese año.

No obstante, en el cómputo general de actividades económicas, la destrucción de puestos de trabajo se agravó más en los mayores de 45 que en personas menores a esa edad, a causa, en parte, del efecto de una más larga duración de las personas en paro.

Algo que también se refleja en una en las actividades sanitarias y de servicios sociales a través de una tabla desgranada por edades, donde se aprecia que, la franja de mayores de 45 sufrió la mayor variación porcentual de desempleados en 2013, en concreto, los de 50 a 54 años en un 3,9, seguido de que tenían 45-49 (3,7), sobre su mismo subgrupo. Pero también de la que menos, concretamente un 3,4 entre los profesionales de 55 a 59 años, aunque sin superar el 3,3 de los menores de 45.

Unos datos que revelan que, a pesar de que los menores de 45 representaron el mayor número de parados en 2013 en términos generales, desglosado por edades, la variación porcentual es menor que la del resto, debido en parte, a lo que el documento denomina como “problemas adicionales de empleabilidad” en las personas de 45 y más años con media y alta cualificación, como la salida anticipada del mercado laboral con las prejubilaciones, por ejemplo.

Los jóvenes formados encuentran antes trabajo

Por otro lado, durante 2012, el número de profesionales sanitarios formados era de 11.124, de los cuales, el 60,11 por ciento fueron contratados antes de finalizar 2013. Los comprendidos entre 16 y 44 años fueron los más beneficiados en este sentido, ya que de los 8.300 formados, el 63,37 por ciento fue colocado, frente al 52,23 por ciento de los 2.445 de los de entre 45 a 54 años y el 37,28 de los 346 mayores de 55 años. Una variación que se traduce en que los jóvenes parados encuentran mayores oportunidades laborales, en función de su formación, que los que superan los 45 años de edad.