CSI.F denuncia que el cierre de call center en la provincia será una nueva sobrecarga de trabajo al empleado público
07 de Noviembre de 2013

El sindicato CSI·F se quiere solidarizar con los empleados que serán despedidos del call center en región y denuncia que su desaparición afectará a la atención telefónica que reciben los pacientes de los centros de salud en la provincia de Ciudad Real.

A partir del 15 de noviembre, el servicio que venía prestando la empresa call center desaparecerá y vendrá a sobrecargar las ya saturadas líneas telefónicas que soporta el personal del SESCAM.

Según información facilitada a este sindicato la saturación de llamadas se derivarán al personal administrativo de los centros de salud de localidades grandes como Ciudad Real, Puertollano, Manzanares, Valdepeñas, Alcazar de San Juan, Tomelloso y Socuellamos. En ésta última población aún a día de hoy tiene una plaza sin cubrir desde hace más de un año y en Tomelloso superan los 27.000 usuarios que dependen del centro, sumado a todo ello siguen sin cubrirse vacaciones, bajas de menos de 15 días etc.

Desde CSI·F reclamamos la continuidad del servicio que venía prestando la empresa call center porque de lo contrario tendrán que aumentar las plantillas en los centros antes mencionados. El sindicato no va a permitir una nueva sobrecarga de trabajo a los empleados públicos del SESCAM que derivará en una nueva deficiente atención a los pacientes, ya sea por petición de cita previa o gestión de tarjetas sanitarias.