Nueva concentración en Cuenca por el aumento de episodios violentos en los centros penitenciarios
-El sindicatos CSIF y Acaip-UGT reclaman medidas urgentes para garantizar la seguridad de los trabajadores de las prisiones

10 de Noviembre de 2021

Delegados sindicales de CSIF y Acaip-UGT se han concentrado esta mañana a las puertas de la prisión de Cuenca en repulsa y protesta por el incremento de agresiones violentas, entre ellas la sufrida por un trabajador de este centro el pasado 27 de octubre.

Esta concentración, celebrada a nivel nacional en diferentes centros penitenciarios y subdelegaciones de Gobierno, responde a la reciente sucesión de incidentes de extrema gravedad y que tienen un mismo nexo, tal y como señala el delegado de CSIF en la prisión de Cuenca, Julián Hontecillas: “Está habiendo una gestión nefasta por parte de Instituciones Penitenciarias, además de que no se está escuchando a los trabajadores, que son quienes a diario lidian con internos peligrosos”.

Desde CSIF y Acaip-UGT se ha reclamado la dimisión del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ante una deriva organizativa que pone en grave riesgo a los trabajadores. La Central Sindical califica de “intolerable” que cada 36 horas se produzca una agresión en las cárceles españolas.
El último caso se producía el sábado en la prisión de Logroño cuando una funcionaria de este centro penitenciario sufría diversos golpes por parte de una interna, además del reciente caso del asesinato en Lardero (La Rioja) de Álex, de 9 años, que se podía haber evitado ante una indebida progresión al tercer grado del presunto homicida.
De hecho, desde ambos sindicatos se insiste en una propuesta de regresión a grados de clasificación con un régimen de vida más restringido, a lo que debe acompañarse con una legislación que reconozca a los trabajadores como agentes de autoridad y, por tanto, que las agresiones sean consideradas como atentado a la autoridad y no como una mera sanción administrativa.