CSIF recurre la resolución para la incorporación al trabajo presencial de los trabajadores de la JCCM
CSIF RECURRE LA RESOLUCIÓN PARA LA INCORPORACIÓN AL TRABAJO PRESENCIAL DE LOS TRABAJADORES DE LA JCCM
23 de Mayo de 2020

Esta mañana CSIF ha presentado en el Juzgado de lo Contencioso -Administrativo de Toledo un recurso contra la Resolución de la Dirección General de Función Pública sobre Medidas Organizativas y de Riesgos Laborales para la Reincorporación Presencial del Personal del 10 de Mayo de 2020.

Hemos fundamentado nuestro recurso en la vulneración de Derechos Fundamentales establecidos en los artículos 15 y 28 de la Constitución Española, en la que creemos que ha incurrido la Administración forzando la vuelta al trabajo presencial así como en la Orden 34/2020, de 15 de marzo, de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas que regula la prestación de servicios durante la crisis del COVID-19.

De este modo, y de común acuerdo con el resto de organizaciones sindicales, nos sumamos y apoyamos otros recursos previamente interpuestos.

El pasado 6 de mayo se nos convocó para acudir al Comité de Seguridad y Salud Laboral de Administración General dos días después, donde Función Pública ignoró las propuestas y protestas de la parte social en las que pedíamos que se adoptasen la iniciativas de otras Administraciones instando a mantener preferentemente las modalidades de trabajo no presencial y/o teletrabajo o vinculan el porcentaje de personal reincorporado a la fase de desescalada. Sólo pudimos constatar que esta Administración no ha aprendido nada de esta crisis en cuanto a negociación o respeto a sus trabajadores se refiere.

Máxime cuando el día 15 de Mayo se publicó el Procedimiento de Actuación para el personal sensibilidad de la Junta en relación con la Infección por Coronavirus SARS-COV2.

La Administración debió creer que habían sido demasiado generosos en la Resolución, permitiendo a las personas encuadradas en estos grupos permanecer en modalidad no presencial hasta el final de la desescalada y volvió a remitirlos al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales el cual, con las directivas de diagnóstico que tiene, está prácticamente obligado a remitirlos a su puesto de trabajo.

Finalmente, en lo que solo podemos calificar de soberbia y pataleta infantil, cuando estaban obligados a aplicar las medidas cautelares dictadas por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Toledo, se sacan de la manga el requisito de la posesión de una conexión VPN con la Junta y pretenden aplicar el Decreto 57/2013 sobre teletrabajo cuando llevan desde el primer minuto dejando claro que lo que estábamos haciendo durante el estado de alarma era trabajo no presencial.

En CSIF hemos estado desde el principio intentando ayudar. Hemos estado trabajando, apoyando, protestando y denunciando cuando ha sido necesario y seguiremos haciéndolo siempre porque sobran los motivos.

¡MUCHO ÁNIMO!

¡VOSOTR@S SI ESTAIS A LA ALTURA!