Concentración de CSIF en protesta por la política de recortes que sufre Correos
-La movilización, que se ha llevado a cabo en Toledo, exige la apertura de negociación de un nuevo convenio laboral y la correcta financiación del Servicio Público Postal
25 de Junio de 2018

Decenas de delegados de CSIF, CCOO, UGT y Sindicato Libre han realizado esta mañana una concentración a las puertas del edificio principal de Correos de Toledo, protesta que persigue la defensa de un Servicio Postal Público de calidad, viable y de unas mejores condiciones laborales, para lo que se exige la apertura de la negociación de un nuevo convenio laboral.
Las organizaciones sindicales han insistido en que la situación de Correos, tras años de invisibilidad y recorte por parte del anterior Ejecutivo, requiere de la adopción de medidas urgentes por parte del nuevo Gobierno para evitar que el déficit se instale en la empresa pública como un bucle del que sería complicado salir. Y es que los 225 millones de euros de déficit, unidos al recorte presupuestario de 123 millones de euros en 2017 y la previsión de 60 en 2018, la ausencia de un Plan Estratégico que no permite a la empresa adaptarse al nuevo mercado de paquetería, mayoritariamente en manos del sector privado y a la prestación de servicios financieros como otros operadores públicos postales en Europa, no augura un futuro prometedor si lo que se pretender es convertir Correos en una empresa Postal & Logística que cohesione social, económica y territorialmente el país.
Esta concentración se suma a los paros parciales y movilizaciones que se llevaron a cabo en la comunidad autónoma el pasado 7 de junio. El efecto de la infrafinanciación de Correos en Castilla-La Mancha es la pérdida de un total de 480 puestos de trabajo en los últimos ocho años y el recorte presupuestario pone en riesgo la continuidad de otros 330 trabajadores.
La ciudadanía es la otra gran víctima de esta política del tijeretazo que ha supuesto la supresión del servicio en numerosas zonas, el cierre de oficinas y una sobrecarga de trabajo que provoca una falta de calidad por exceso de rotación en el personal temporal y la implantación de miles de minijobs.

Las organizaciones sindicales quieren transmitir al Gobierno y a la Dirección de la empresa que la traducción de estas peticiones a acción de gobierno y hechos concretos resolvería el conflicto abierto en Correos, garantizando la viabilidad del Correo Público, del servicio público prestado y la consecución de unas condiciones laborales en el marco de un nuevo convenio laboral con más salario, empleo y derechos tras años de congelación y recorte. De lo contrario, las movilizaciones comprometidas públicamente con los trabajadores continuarán y se intensificarán con concentraciones, manifestaciones, y tres huelgas generales a final de año.