CSI-F hace un negativo balance en igualdad en 2012
11 de Enero de 2013

Este año se ha rebajado el presupuesto en partidas tan importantes como son igualdad y violencia de género. La Secretaría de Igualdad de CSI·F sigue reclamando inversión en políticas de igualdad y conciliación, y apoyará incondicionalmente todas las acciones que persigan de una vez por toda la consecución real de la igualdad.

De vez en cuando alguien pone orden a este lío y se dictan sentencias desde otras instancias, como ocurrió el mes pasado con la trabajadora a tiempo parcial que durante 18 años trabajó y al solicitar la pensión de jubilación se la denegaron porque no tenía el periodo de cotización suficiente.

Ha venido el Tribunal de Justicia de la UE, a decir que la sentencia incumple con la Directiva sobre Igualdad entre Hombres y Mujeres, y señalar que existe discriminación indirecta al aplicar una medida nacional que perjudica a un número mucho mayor de mujeres que hombres como es el caso ya que como sabemos el trabajo a tiempo parcial en España lo ocupa en un 80% la mujer. Habrá que ir acudiendo a otras instancias para que se reconozcan los atropellos que se están produciendo en materia de igualdad.

¿Cuál es el balance final en igualdad durante el año 2012? La Secretaría de Igualdad de CSI·F observa un duro retroceso en estos últimos tiempos. Hemos pasado de intentar racionalizar horarios, de jornadas más humanas, más europeas donde el factor humano se consideraba como un valor añadido al trabajo, que enriquecía y hacia más competitivo a la empresa, a él hago lo que sea por mantener el trabajo.

La mujer ha tenido que salir a buscar trabajo en aquellos lugares donde no existen ingresos por trabajo y las familias se han empobrecido y sobre todo los niños, la pobreza infantil en España ha aumentado poniéndonos a la cabeza del ranking europeo. Cómo no va a afectar todo esto a la natalidad, cómo no vamos abocados a la despoblación y a que la pirámide demográfica se haya invertido.

Queremos empresas familiarmente responsables, queremos ambientes laborales sanos, queremos mujeres y hombres con igualdad salarial y con los mismos derechos, queremos poder compatibilizar vida, familia y trabajo, queremos erradicar de una vez por toda, la violencia de género, pero todo esto no se puede realizar sin una mínima inversión.

Este año 2012, no podemos hablar del empeoramiento, hablamos de supervivencia.