CSIF pregunta al Gobierno regional sobre las ayudas a sindicatos afines en el nuevo Plan de Empleo
PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES CLM 2018

-El sindicato muestra su preocupación ante el aumento presupuestario del nuevo Plan Extraordinario de Empleo y recuerda que CCOO, UGT y Cecam ya han recibido más de dos millones de euros por este proyecto
24 de Octubre de 2017

Tras el anuncio realizado por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, de que el próximo Plan Extraordinario de Empleo contará con 86,8 millones de euros y que subirá un 4,8 por ciento respecto al anterior ejercicio, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) quiere saber qué cantidad recibirán CCOO, UGT y la patronal por los cometidos que asumen en el citado Plan.

CSIF ya mostró la semana pasada su oposición a las ayudas que han recibido CCOO, UGT y Cecam con motivo del Plan Extraordinario de Empleo 2015-2017, por lo que muestra su preocupación ante el anuncio realizado por Ruiz Molina. No en vano, el actual Plan de Empleo arroja un 96 por ciento de contratación temporal, con jornadas parciales de días e incluso de horas y un lamentable incremento de la precariedad laboral; evidentemente no es una apuesta por el empleo de calidad.
En total, el Plan Extraordinario de Empleo ha supuesto un desembolso de 2.150.000 euros para CCOO, UGT y Cecam, en ayudas que desprestigian y pervierten la labor sindical, ya que difícilmente pueden defender los derechos de los trabajadores ante la Administración quienes son subsidiados de esta manera por el gobierno regional. Estas ayudas, lejos de ser extraordinarias, se están convirtiendo en algo ordinario y reiterativo con los sucesivos gobiernos regionales. Hay constancia de estos Pactos, siempre con los mismos actores y ligeras modificaciones del título.

Asimismo, CSIF pide explicaciones al Gobierno regional sobre la labor exacta que, en el desarrollo estos Pactos, realizan estos sindicatos y la patronal, actividades que han de estar sujetas a control, así como de los resultados y conclusiones.

Desde CSIF reivindicamos nuestra independencia y nos ofrecemos para colaborar en mejorar el empleo en Castilla-La Mancha, sin esperar ninguna prebenda económica por ello, ya que nuestra oposición se deriva del rechazo al derroche clientelista; no se trata de una queja por agravio comparativo. CSIF ni pide ni espera ningún regalo.