Delegados de CSIF en Vestas de Daimiel se sumaron a la concentración sindical de ayer en Madrid para reclamar derechos laborales a la empresa
05 de Abril de 2017

Varios delegados sindicales de CSIF en la factoría de la empresa Vestas de Daimiel se sumaron el pasado lunes a la concentración desarrollada ante la sede central de esta empresa en Madrid, apoyada por CC.OO, USO, CNT e Intersindical de Aragón, para exigir los derechos laborales que corresponden a los trabajadores, dignidad y respeto a la empresa, que denunciaron incumple repetidamente en sus factorías españolas, incluida la de Daimiel.

Los sindicatos leyeron un manifiesto quejándose de las condiciones laborales precarias, con salarios inferiores a los que se cobraban hace 17 años y que la seguridad brilla por su ausencia, a pesar de que la empresa está obteniendo grandes beneficios en los últimos años.

La concentración denunció también el trato dado a los compañeros de subcontratas, a los que no se les paga bonus y no se les hace de plantilla, así como a los de “service” que realizan trabajos durísimos y la alta flexibilidad horaria que impide conciliar la vida familiar, abonos de salarios diferentes para un mismo trabajo, no pago de horas extras, ni plus por trabajos en altura, con alta tensión o con productos químicos.

Los delegados concentrados denunciaron también las amenazas de la dirección y que “si alguien levanta la voz o pide sus derechos, es rápidamente represaliado”, todo lo cual contrasta, dicen, con el carácter ético y profesional de los que presume esta empresa.