CSIF solicita una urgente convocatoria del Pacto de Toledo
Ante la merma del Fondo de Reserva de la Seguridad Social
06 de Julio de 2016
  • El fondo de reserva actual se acabaría en 2018
  • El sindicato critica las presiones del lobby asegurador por las pensiones privadas

El sindicato CSIF, ante la merma continua que viene experimentando el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en los últimos años, y particularmente con la última disposición que el Gobierno en funciones ha hecho del mismo por un montante récord de ocho mil setecientos millones de euros, y ante la alarma social que se empieza a detectar en la sociedad, estima necesaria y urgente la convocatoria de una reunión del Pacto de Toledo.

Desde CSIF recordamos que el Pacto de Toledo fue suscrito en abril de 1995 y supuso un acuerdo del Congreso de los Diputados con intención de mantener a lo largo del tiempo un sistema de Seguridad Social en España público, solidario, de reparto, basado en la separación de la naturaleza de las prestaciones según se consideren contributivas o no contributivas.

Es patente, según CSIF, que con el fondo actual de 25.176 millones de euros, si el Gobierno de turno sigue sacando dinero para abonar las pagas extras de los pensionistas, se acabaría en 2018.

Por otra parte, CSIF destaca las presiones que el lobby asegurador ejerce sobre representantes políticos para que promuevan las pensiones privadas, so pretexto de mantener la calidad de vida de las próximas generaciones de pensionistas, a lo que esta central sindical se opone frontalmente.

CSIF solicita de los integrantes de dicho Pacto un análisis riguroso de los problemas estructurales del sistema de seguridad social y de las reformas que deben acometerse, sin dilación y con toda claridad, para hacerlo viable y manteniendo unas prestaciones adecuadas a los actuales y futuros perceptores de pensiones, según les corresponda sobre el cálculo de las bases reguladoras resultantes, teniendo en cuenta las cotizaciones y los periodos cotizados.

CSI-F pone de manifiesto la necesidad de conseguir puntos de encuentro entre las diversas fuerzas políticas representadas en el Pacto de Toledo, con visión de Estado. Por ello reclamamos que ningún partido político quiera sacar rédito ni pretenda usarlo para desgastar al adversario en un tema tan crucial para mantener un Estado de bienestar.