NOTA DE PRESA: Educación sigue sin aclarar la estrategia de vacunación para los mayores de 55 años
El sindicato traslada la “enorme incertidumbre” que padece este colectivo, al que no se le puede administrar el suero de AstraZeneca
09 de Marzo de 2021
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama al Gobierno regional y a la Consejería de Educación información precisa sobre la campaña de vacunación al personal docente y no docente de los centros educativos, y de manera concreta sobre cómo se va a proceder con los trabajadores mayores de 55 años, colectivo al que no se le puede administrar el suero de AstraZeneca.
CSIF no sólo lamenta el retraso que se está produciendo en Castilla-La Mancha respecto a otras comunidades, sino la falta de aclaraciones sobre una campaña que sigue sin tener una fecha precisa, además de que tampoco se ha advertido suficientemente de las reacciones adversas, contraindicaciones e interacción con otros medicamentos.
En este sentido, el sindicato traslada la “enorme preocupación” que tienen los mayores de 55 años, explica el presidente del Sector de Educación de CSIF Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz, ya que “de momento no se les ha incluido junto al resto de docentes y personal de centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial”.
En Castilla-La Mancha hay casi 31.000 docentes en las diferentes etapas educativas, entre ellos más de 9.000 tienen más de 55 años, a los que se suma el personal no docente de los centros.
De esta forma, el sindicato traslada la “incertidumbre” que padece este colectivo, ya que “se puede encontrar en una situación de vulnerabilidad respecto al resto de compañeros”. Pero CSIF también añade que en esta misma situación se encuentran los mayores de 55 años de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Castilla-La Mancha.
Por último, la Central Sindical reclama la máxima seguridad de cara a las oposiciones de Enseñanzas Medias, que se celebrarán entre el 19 de junio y el 31 de julio, por lo que debe excluirse como miembros del tribunal a los colectivos vulnerables al Covid-19. “Hay muchas dudas por despejar y es mejor resolverlas cuanto antes, y para ello es preciso fijar un protocolo”, concluye Ranz.