La Junta de Comunidades debe reconocer el esfuerzo del centenar de coordinadores Covid de los centros educativos de Talavera y su comarca
-CSIF destaca el enorme trabajo realizado por los docentes para controlar la pandemia de coronavirus en las aulas

-Los coordinadores han mostrado su malestar por la sobrecarga de trabajo en Talavera de la Reina y su comarca
17 de Diciembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que la Consejería de Educación debe reconocer la labor que realizan los coordinadores Covid, cuyo trabajo está siendo esencial para mantener en un nivel bajo la incidencia del Covid-19 en las aulas de Castilla-La Mancha.

CSIF valora la actuación de los equipos directivos y docentes en un inicio de curso tremendamente complicado a causa del Covid-19, una actuación que está permitiendo frenar los casos de contagio en los centros educativos.

Entre las funciones llevadas a cabo por los coordinadores Covid se encuentran las de rastrear los contactos estrechos en casos positivos, cumplimentar la documentación y remitirla a la Consejería de Sanidad; comunicar al alumnado y al profesorado cuándo y dónde acudir a realizar las pruebas diagnósticas; indicar a los servicios de limpieza del centro dónde incrementar la desinfección; realizar el seguimiento del alumnado confinado y apoyar a las familias; identificar en el centro las personas con síntomas compatibles e identificar precozmente los casos en la medida de lo posible; formar al alumnado y al profesorado en los protocolos Covid…

El responsable del Sector de Educación de CSIF Toledo, Enrique de la Rosa, señala que “es una cantidad ingente de trabajo que conlleva además una responsabilidad desproporcionada que compaginan con su trabajo docente, y a pesar de ello no están teniendo el reconocimiento que merecen”, una problemática que “se está desarrollando en toda la región, pero especialmente en Talavera de la Reina y su comarca nos están llamando los coordinadores quejándose de esta situación”.

Es más, en Talavera de la Reina y su comarca "se ha constatado que 96 por ciento de los centros educativos tienen o han tenido casos de Covid-19", por lo que “los docentes y coordinadores han actuado de contención”.

De la Rosa va más allá y añade que “están haciendo esta labor fuera de su horario docente y los fines de semana”, por lo que “es de justicia que tengan un reconocimiento económico y administrativo por parte de la Administración regional”.

Inicio de curso complicado.
En esta línea, el delegado del Sector de Educación de CSIF Toledo Juan José Losana subraya que este año el inicio de curso ha sido complicado por la crisis sanitaria del coronavirus, agravado por la “política de austeridad, por no llamarla de recortes mantenidos” planteada por la Consejería de Educación, manifestada por la contratación insuficiente de docentes, muy lejos de los 3.000 anunciados por el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, “no llegando siquiera a la mitad de este número y la mayoría de ellos con medias jornadas y con contratos hasta finales de diciembre”.

A este ejemplo que “evidencia la política de austeridad” se suma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que declaraba ilegales las ratios en el curso 2019-2020, con un número excesivo de alumnos que se estaba produciendo desde 2016, dando así la razón a CSIF.

Desde CSIF señalamos que “es necesario bajar las ratios en las aulas de cara al próximo curso, ahora se ha celebrado la primera evaluación y se están detectando los problemas generados en el último trimestre del pasado curso con el ‘desenganche’ de los alumnos, en buena parte provocado por el aprobado general impuesto por la Consejería en el pasado curso”, señala Losana.

Por último, CSIF reclama a la Junta de Comunidades que debe dotar a los centros educativos de una partida económica extraordinaria para afrontar los gastos de calefacción que se están produciendo y se van a producir para ventilar las aulas, así como purificadores con filtros homologados y medidores de CO2.