CSI-F sigue reclamando condiciones dignas para el personal fijo-discontinuo de la Agencia Tributaria
Mañana empieza la confección de declaraciones a los ciudadanos en el programa PADRE
09 de Mayo de 2016

  • Estos trabajadores son en un 90% quien realiza esta campaña estrella de la AEAT
  • El sindicato cifra en torno a los 9 millones de euros anuales el coste de los servicios externalizados que podrían ser ahorrados en gran medida regularizando la situación de estos empleados

En Castilla la Mancha trabajan estos dos meses 34 empleados públicos con contrato laboral: 19 fijos discontinuos (7 en Toledo, 4 en Albacete, 7 en Ciudad Real, 1 en Cuenca) y 15 Interinos por sustitución de vacante de fijo discontinuo (5 en Toledo, 3 en Ciudad Real, 2 en Cuenca y 5 en Guadalajara).

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, sindicato más representativo en la Agencia Tributaria y primer sindicato en la Administración General del Estado, reclama que los trabajadores fijos-discontinuos que prestarán sus servicios confeccionando las declaraciones del IRPF, que comienza mañana, consoliden su empleo y vean reconocida su antigüedad por tramos anuales como ya reconocen varias sentencias ganadas por el sindicato, terminando con su discriminación.

Según indica CSI-F, la gran mayoría del personal que trabaja en los Servicios Territoriales (SET), donde se realizan directamente la confección de declaraciones a los ciudadanos con el “Programa Padre”, es Personal Laboral Fijo-Discontinuo, y muy pocos contribuyentes saben que tras atender la enorme carga de trabajo de la Campaña de la Renta volverán a sus casas sin empleo hasta la campaña de Renta del año que viene, a pesar de que su contrato no se extingue y a pesar de haber superado una oposición de consolidación como fijos-discontinuos en el año 2008, a la vez que muchos servicios de atención al contribuyente se externalizan por la falta de personal y para ahorrar costes.

CSI·F argumenta esta reivindicación, en la falta de eficacia de los servicios básicos externalizados, en las numerosas quejas de asociaciones de PYMES y de AUTÓNOMOS por su falta de calidad, en el ahorro importante que supondría al erario público y en que es lo más ético dada la especialización de este colectivo; están integrados, formados y tienen una experiencia laboral demostrada desde hace años. La única solución pasa por la novación contractual a tiempo total contemplada en su Convenio Colectivo, solicitada por la AEAT y pendiente de aprobación de la CECIR dependiente de Administraciones Públicas año tras año desde la crisis.

Así pues, el sindicato considera de derecho hacer extensible las condiciones de algunos trabajadores del CAT de Madrid y Barcelona, en donde un centenar de los más de 900 trabajadores que forman el colectivo, ocupan su plaza durante todo el año, mientras que el resto solamente la ocupa los dos meses que dura el “Programa Padre” de la Campaña de la Renta.

NOTA: Los 100 antiguos fijos-discontinuos con novación de contrato a tiempo total tras un proceso selectivo, son 80 en Madrid y 20 en Barcelona.