La Administración se queda fuera de la creación de empleo, con 13.162 empleos perdidos en 2015
05 de Enero de 2016


- El Gobierno destaca la bajada del paro, mientras se despide a más de 1.300 personas de la empresa pública TRAGSA



La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el ámbito privado, valoró hoy de manera positiva la caída del paro registrada a lo largo del año pasado, porque se alivia la situación de dificultad de muchas personas que todavía sufren los efectos de la crisis.


No obstante, es necesario incidir en políticas estructurales, que aseguren la tendencia al alza en el crecimiento de nuestro mercado de trabajo y permitan la creación de puestos de trabajo de calidad y estable, dado que la cifra de paro es aún dramática (más de 4 millones de desempleados) y tan solo un 8 por ciento de los nuevos contratos son de carácter indefinido.

Por otra parte, CSIF lamenta advierte de que, en contra de la tendencia general, el sector de la Administración Pública se queda fuera de la creación de empleo, con 13.162 puestos de trabajo perdidos a lo largo de 2015. De hecho, es el sector con mayor destrucción de empleo en la economía española.

A estos empleos habrá que añadir el mes que viene los más de 1.300 personas despedidas en Nochevieja, en el marco del ERE que afecta a la empresa pública TRAGSA, pese a que este grupo da beneficios. No parece razonable que se presuma de la creación de empleo cuando al mismo tiempo se prescinde de centenares de trabajadores, con más de 20 años de servicio en una empresa de utilidad pública. CSIF ha reclamado al Gobierno una ‘medida de gracia’ para este colectivo, teniendo en cuenta que es el máximo responsable de la empresa a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales.

CSIF reclama un Plan urgente de recursos humanos para determinar las necesidades de las plantillas y convocar una oferta de empleo público acorde a la situación, acabando con la tasa de reposición que establece el Gobierno todos los años. Esta cuestión debería incluirse en un pacto de Estado por las Administraciones Públicas, que incluyera a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

Ver Galería