CSI·F considera lamentable que pervivan los privilegios de políticos y altos cargos
02 de Noviembre de 2015

El sindicato señala que la actitud permisiva de Page hacia el mantenimiento de las prebendas de los expresidentes de la Junta de Comunidades -que nos cuestan 160.000 euros anuales-, contrasta con la nefasta propuesta de su gobierno de retirar a plazos y en varios años la vergonzosa rebaja salarial autonómica del 3% que afecta a más de 67.000 empleados públicos.

CSI·F señala que mientras Bono lleva once años aprovechándose de tales privilegios, miles de funcionarios y laborales llevan más de cinco años sufriendo por parte de la JCCM unos recortes salariales que han reducido en cerca del 30% su poder adquisitivo.

CSI·F lleva también mucho tiempo pidiendo acabar con los privilegios de los altos cargos en todas las administraciones públicas por considerarlos extemporáneos y fuente permanente de desigualdad, discriminación e injusticia.

Para el sindicato independiente, los ciudadanos ni entienden ni aceptan que se mantengan ningún tipo de prebendas en la política o en la administración, sean económicas como los complementos vitalicios para los ex altos cargos o de otro tipo como despachos, secretarias o coches oficiales.

2 de noviembre de 2015

Ver Galería