CSI·F exige que el Gobierno devuelva la extra íntegra, con rango de ley básica, y el resto de los recortes a los empleados públicos
04 de Septiembre de 2015


La Central SindicalIndependiente y de Funcionarios (CSIF), reclamó hoy al Gobierno que devuelva la paga extra que debe a los empleados públicos mediante una ley con carácter básico, para que todos los trabajadores del Estado puedan recibirlo y no se produzcan discriminaciones entre comunidades autónomas, como ya ocurrió a principios de año, cuando se devolvió la primera parte de la extra.


La presión social del colectivo de empleados públicos y el papel jugado por CSIF –Sindicato más representativo de las administraciones públicas—han hecho mover ficha al Gobierno y rectificar parte de los recortes aplicados sobre estos trabajadores en el tramo final de la legislatura.

Esta decisión va en la buena dirección, pero no es suficiente. El Gobierno debe compensar la pérdida del poder adquisitivo de los empleados públicos con una subida del 2,5 por ciento para el año que viene para equiparar a este colectivo al incremento salarial pactado en el sector privado (1 por ciento para 2015 y 1,5 para 2016).

Asimismo, CSIF señala la necesidad de incluir unfondo adicional para los colectivos de las administraciones públicas que tengan los salarios más bajos (teniendo en cuenta que hay trabajadores que cobran menos de 1.000 euros al mes) y que se echen atrás medidas como los recortes por baja médica.

CSIF valora de manera positiva que el Gobierno empiece a devolver los recortes, pero advierte de que los empleados públicos no son moneda de cambio en el escenario electoral y valoraran con independencia, todas y cada una de las opciones políticas y sus propuestas, porque han sido uno de los colectivos especialmente maltratados durante la crisis.

CSIF ha iniciado una ronda de contactos con el conjunto de formaciones políticas con opciones a alcanzar representación parlamentaria, para alcanzar un acuerdo a corto y medio plazo para mejorar la calidad de los servicios públicos, establecer buenas prácticas en la gestión de nuestras administraciones y devolver las condiciones laborales a los empleados públicos.

Por otra parte, sobre la propuesta del Círculo de Empresarios, CSIF recuerda que los empleados públicos son los primeros interesados en que se valore su trabajo y se evalúe el desempeño, con criterios objetivos. Esta asociación valora de manera recurrente los sueldos de los empleados públicos, sin embargo, debería fijarse más en las prácticas empresariales irresponsables que nos han llevado a esta crisis o los graves casos de corrupción política y las mordidas a empresas que se están investigando en Cataluña.

Ver Galería