Page decepciona a CSI-F por no manifestar compromisos concretos con los empleados públicos
30 de Junio de 2015

En su discurso de investidura

Sólo un ligero guiño sin referencia alguna a acabar con la Tasa Cospedal

No se ha hecho esperar la primera decepción del nuevo presidente de Castilla –La Mancha: en su Debate de Investidura no ha mostrado su apuesta, como le habíamos pedido, por la Función Pública y sus empleados, tan maltratados por el gobierno de Cospedal. No nos satisfacen palmadas en la espalda, ni guiños someros al reconocimiento de nuestra labor; es preciso sustanciar medidas concretas hacia un colectivo largamente maltratado por los diferentes gobiernos.

El pasado 18 de junio, el presidente de CSI-F en Castilla –La Mancha, Juan Pinilla, envió una carta al entonces candidato a la presidencia de la Junta, Emiliano García Page, recordándole el apoyo que, desde la oposición, ha venido expresado a nuestras reivindicaciones contra los recortes que el gobierno de Cospedal ha inferido a los empleados de la JCCM y pidiéndole, en consecuencia, que, desde el primer momento, en el Debate de Investidura, mostrase su compromiso con los trabajadores de la Función Pública de Castilla –La Mancha.

Su silencio ante el compromiso pedido contrasta con el apoyo que mostró a nuestras reivindicaciones cuando su partido estaba en la oposición. En el debate de Presupuestos Regionales/ 2015, el grupo parlamentario socialista asumió las propuestas de CSI-F y las incluyó en sus enmiendas; consideramos que ahora era el momento, desde la responsabilidad de gobierno, de confirmar esa postura y ejercerla consecuentemente, pero, es evidente, “una cosa es predicar y otra, dar trigo”, porque esa sintonía con la defensa de los servicios públicos y sus trabajadores, mostrada en la oposición, al llegar al poder olvida sus actitudes y compromisos y consigue defraudarnos desde el primer momento, en su Discurso de Investidura. No es lo mismo llamar que salir a abrir.

Esperábamos palabras que sugiriesen un cambio, un nuevo tiempo de negociación, de diálogo, de implicación y cercanía para ir dando pasos para recuperar lo nuestro, lo que el gobierno anterior nos ha quitado a los trabajadores públicos, castigándonos por una crisis de la que no somos culpables, pero su falta de compromiso nos recuerda ese tópico, “todos son iguales”, que explica nuestra decepción con nuestros gobernantes.

Esperábamos que nuestras demandas se fueran resolviendo con acuerdos concretos, es de justicia recuperar lo que nos han quitado, y queremos hacerlo con sensatez, desde el diálogo y la negociación y, con lo que es fundamental, la sincera voluntad del gobierno regional. A pesar de esta decepción, en CSI-F no tiramos la toalla, seguiremos luchando por los servicios públicos y sus empleados; el Sr. Page nos encontrará en la reivindicación sindical.

El presidente conoce perfectamente la lista de reivindicaciones de CSI-F pero, quizá, la más significativa sea contra la que mantenemos contra la injusta discriminación de la llamada “Tasa Cospedal”, que reduce un 3% los salarios públicos y convierte a los empleados de la Junta en los peor tratados de España.

Aunque los principios no hayan sido halagüeños, CSI·F espera que el Sr. Page tenga la decisión de acabar con esta ignominia de forma inmediata. Sería un primer paso fundamental para empezar a hacer justicia y motivar a los empleados de la Junta, discriminados y maltratados por un gobierno que nos volvió la espalda, incumpliendo sus compromisos y propuestas electorales.

Pedimos al presidente Page que no olvide ni menosprecie a los trabajadores de la Administración de Castilla –La Mancha y, empezando por la recuperación de la “Tasa Cospedal”, vayamos avanzando en recuperar lo nuestro, como es de justicia. En esa actitud tendrá nuestra comprensión, apoyo y cercanía o nos tendrá enfrentados a las políticas desconsideradas y dañinas para los trabajadores de las Administraciones Públicas.

Comité Ejecutivo CSI·F Castilla-La Mancha

30 de junio de 2015

Ver Galería