Reunión de Mesa Delegada de la Dirección General de Tráfico
21 de Noviembre de 2011

“CSIF NO ES FIRMANTE DEL CALENDARIO LABORAL”



Ayer, 17 de Noviembre tuvo lugar la última reunión de la Mesa Delegada de la DGT, antes del previsible cambio de Gobierno, y lo decimos aquí, porque, aunque para nosotros esto nunca es ni será significativo, pues entendemos que la Administración es la articulación de la organización del Estado, y, por tanto ha de seguir funcionando antes, durante, después y pese a los Gobiernos que lleguen a dirigirla, sí pesa en el ánimo de los actuales gestores este hecho, ya que ha sido recurrente el argumento del “no sabemos que va a pasar”. Pues bien, lo que debe pasar es que las cosas que están bien hechas o tienen fundamentos lógicos y razonables, deben seguir su curso.

CSIF defenderá esto ante quienes están o ante quienes lleguen, y lo decimos porque viene a colación en el tema que ayer se trato como primer punto del Orden del Día, “La Transformación de las Jefaturas Provinciales de Tráfico”, trabajo iniciado en Noviembre de 2010, desarrollado en cuatro fases (estamos ultimando la última), y cuyo único pero es no haberse emprendido hace ya al menos un par de años antes. Tráfico debe cambiar y adaptar sus estructuras a los nuevos retos en Seguridad Vial y dejar atrás la actual organización decimonónica. Ayer la DGT, en la persona de la Jefa Provincial de Cuenca, Dª María Lidón, expuso el trabajo realizado hasta el momento, en el que han participado Técnicos de la casa muy cualificados y con gran conocimiento del organismo. Hay cosas, desde luego que no nos gustan o de las que tenemos dudas, sobre todo las referidas al encaje de la RPT en la redefinición de los nuevos puestos y sus funciones, pero esto habrá de verse mas adelante, cuando, esperemos, la nueva Administración tome posesión, y a la que comunicaremos nuestro positivo parecer al respecto de este proyecto.




En el segundo punto del Orden del Día estaba “el sistema PAGODA”, y, pese a lo que pueda parecer no se trata de rezarle a Buda al comienzo de la jornada laboral, no, nosotros le hemos bautizado como “Botín Dreams”, porque parece diseñado por el mismísimo Presidente del Banco Santander, plasmando su sueño, el tener a su servicio a la Dirección General de Tráfico, o al menos, a una parte de ella.

El sistema PAGODA trata de eliminar físicamente el dinero en metálico de las Cajas de las Jefaturas Provinciales de Tráfico, y para ello obligará a los contribuyentes, administrados de Tráfico, al pago con tarjeta de crédito o débito, habilitando para ello terminales de pago (TPV) en los puestos de Información al Ciudadano, con este sistema la DGT logra:

1/ Los Auxiliares de Caja serán innecesarios (aún no sabemos que pasará con sus productividades), pero, al no poder perder dinero no les exigirán que lo repongan de sus bolsillos.

2/ Los transportes blindados que recogían nuestros dineros ya no serán necesarios, por lo que contribuiremos, en línea con lo realizado por este Gobierno, a incrementar las listas del INEM con algún vigilante de seguridad que otro. Pero, por otro lado lo positivo es que se verán reducidos los porcentajes de atracos a furgones blindados. No hay mal que por bien no venga.

3/ El sistema PAGODA además, hace desaparecer al Operador de Información de las ventanillas, creando una nueva figura funcionarial, el C-OA (Cajero – Operador Automático), que tendrá que pasar la tarjetita bancaria por los terminales de pago, con lo que uno de los sueños de Botín se habrá realizado, el 50% de los funcionarios de la DGT trabajando de cajeros de Banco. Lo que aún no sabemos si percibiremos la productividad por parte de la DGT o del Santander –la reclamaremos, no lo duden-, y si en la definición del puesto en los Concursos Generales se añadirá el C-OA y si por supuesto se le añadirá algún complementillo por trabajar para los bancos.


El tercer punto de la Orden del Día es “La Evaluación del Desempeño”. La DGT nos informa que está realizando pruebas piloto en relación a este asunto, -del que, no olvidemos, podrán depender en el futuro retribuciones y puestos de trabajo-.
Dudas todas, desde quien evalúa al evaluador, pasando por la participación y fiscalización por la parte sindical de las evaluaciones, siguiendo por los criterios seguidos a la hora de evaluar. Desde nuestra óptica, la Evaluación del Desempeño, solo sirve para rebajar expectativas, porque ¿realmente podemos creer que será un instrumento que determine políticas retributivas o de promoción individual al alza, o más bien serán un mero instrumento de cribado o de castigo?

Por último, en ruegos y preguntas todos los Sindicatos hemos vuelto a solicitar a la DGT una urgente reunión sobre exámenes –CSIF tiene actualmente puesta en marcha una campaña de recogida de firmas entre los examinadores contra el examen que se pretende imponer-, y, en nuestro caso hemos solicitado información sobre como van a realizarse las labores de seguridad a partir del 1 de Diciembre, cuando cesa el actual contrato en Andalucía, en los Centros de Gestión del Tráfico.





Manuel Jesús Santiago Ganivet
Coordinador Nacional CSI*F Tráfico