Nota Informativa de la Comision De Seguimiento De Productividad 16/11/2011
21 de Noviembre de 2011

Ha tenido lugar una reunión de la Comisión de Seguimiento de la Productividad, para decidir los parámetros para el ajuste final del presupuesto de 2011.



Al objeto de consumir completamente dicho presupuesto, CSIF propuso por escrito, el pasado día 11 una serie de medidas, basadas en las previamente presentadas en la anterior reunión, la idea principal es que existiera una parte del reparto basada en los conceptos de Jefaturas A, B y C, como en la propia Instrucción, al objeto de premiar aquellas con mayor volumen de trabajo, y el resto variable, premiando la asistencia al trabajo, con el límite para su percepción del 5% de absentismo, además solicitábamos la no inclusión de los perceptores de gratificaciones si estas eran mayores de la cantidad final resultante, y, además, la apertura de negociaciones tendentes a una nueva redacción de la Instrucción de Productividad.

Finalmente ninguna de nuestras propuestas ha sido tenida en cuenta, y las del resto de Centrales, que se basaban en este modelo pero con el límite del 7% de absentismo, tampoco. Pese al último intento con la DGT, de llevar al 6% este límite, no ha sido posible la firma, a menos que exista el compromiso escrito de renegociación de la Instrucción, porque hemos detectado verdaderas “aberraciones” a la hora de quitar productividades, sobre todo en Madrid, cuyo Provincial ha sido, con diferencia, el adalid de los recortes, y el peor en la aplicación de la Instrucción, que ha aplicado y modificado a su antojo, contraviniendo la norma escrita por la Secretaría General y firmada por el propio Director General, que en esta Jefatura, por lo que se ve, no tiene ninguna autoridad.

En cualquier caso hemos detectado en los Directivos que han formado parte de la Administración en esta Comisión de Seguimiento falta de ganas de trabajar nuestras propuestas, incluyendo la renegociación de la Instrucción, con el argumento de su dificultad, o, en el caso de la Instrucción por no saber si la próxima Administración lo aceptaría, como si al cambiar el Gobierno tuviesen que paralizarse los actos administrativos, es probablemente debido a la sensación de interinidad que les anima.

Finalmente, la adjudicación de la productividad remanente se hará con una cantidad fija para todos aquellos funcionarios y laborales que hayan tenido un absentismo por debajo del 30% (tomada en los 10 primeros meses), añadiéndole una cantidad variable exclusivamente a los que hayan tenido menos del 6% de absentismo (aproximadamente el 75% de la plantilla). Las cantidades serán diferentes para funcionarios y laborales, por ser de bolsas de productividad también diferentes.




Manuel Jesús Santiago Ganivet
Coordinador Nacional CSIF Tráfico