Las mentiras del ministerio de trabajo tienen las patas muy cortas
03 de Noviembre de 2011

Como habíamos comunicado en el tablón de noticias sindicales, el pasado 26 de octubre delegados sindicales de CSIF, CC.OO., UGT y USO nos encerramos en el lugar donde tiene su ubicación el despacho de la Vicepresidenta Económica del Gobierno y Ministra de Economía y Hacienda Dª Elena Salgado Méndez.



Este nuevo encierro se produjo ante la inacción de la Administración, toda vez que tras la reunión que mantuvimos con D. Valeriano Gómez Sánchez, Ministro de Trabajo, en la que tuvimos la oportunidad de exponer y argumentar con profundidad la delicada e imposible situación que atraviesa el SPEE, se nos transmitía la idea de que era el Departamento que dirige la señora Salgado el que imposibilitaba el cumplimiento del Acuerdo que suscribimos en julio de 2008.

Con tal motivo, acordamos el “instalarnos” en unas dependencias arrollando literalmente a un servicio de seguridad nutrido que, en un momento, se vio desbordado ante la avalancha que se le vino encima. Toda vez que tomamos la “posición”, se disparó el grado de inquietud y sorpresa que tal acto estaba provocando en los responsables de dicho Departamento. De inmediato, y aparte de redoblar la seguridad en la zona en la que nos encontrábamos (zona ésta en exceso “sensible”) se personó el Director Gral. de Servicios al objeto de cuestionar nuestra actuación indicando que la misma no era de recibo y que existían otros medios para resolver lo que planteábamos. Los medios a los que aludía no eran otros que llevar nuestras reivindicaciones por los cauces “reglamentarios”, esto es, que el Servicio Público de Empleo Estatal elevase al MTIN las propuestas correspondientes y, éste a su vez, con el visto bueno del Subsecretario, las trasladase al de Economía y Hacienda para su posterior estudio y, en su caso, resolución.

Argumentamos en su contra que tal “recorrido” administrativo ya había sido utilizado por el SPEE y el MTIN y que la contestación de Costes de Personal siempre era la misma, la del manido argumento de la imposibilidad de incrementos en los conceptos que se cuestionaban habida cuenta de la contención del gasto. Es, en este punto, cuando informamos a tal responsable que hasta que no se personase un responsable de Economía y Hacienda con capacidad decisoria-ejecutiva mantendríamos nuestra actitud y, por tanto, el encierro.

Tras las gestiones oportunas, el mencionado Director Gral. nos “ofertó” la presencia de un Subdirector Gral. de Costes con la sola “misión” de escuchar nuestras reivindicaciones……… PERO NADA MÁS. Nada de negociar, nada de tomar decisión alguna. Obviamente, nuestra respuesta fue negativa y, en el transcurso de la conversación y ante nuestra estupefacción y asombro, se le “escapó” a dicho Director que en el Ministerio NO HABÍA TENIDO ENTRADA NINGUN EXPEDIENTE, NI DEL SPEE NI DEL MTIN, EN EL QUE SE SOLICITASE NINGUNA ACTUACIÓN POR PARTE DE ECONOMÍA Y HACIENDA….. aunque eso no quitaba para que en el transcurso de los siguientes días se recepcionase alguno…… que casualidad, no?.


Ese dicho tan nuestro de que “las mentiras tienen las patas muy cortas” se puede aplicar con absoluta firmeza a la situación que describimos. Después de presentar la parte social multitud de escritos argumentando las necesidades que todos conocemos y que nuestros gestores mantuviesen que se elevaban a los Departamentos correspondientes las peticiones oportunas, nos damos cuenta que NO HAN HECHO OTRA COSA QUE MENTIRNOS A TODOS LOS TRABAJADORES.

Lo verdaderamente lamentable es que estas cosas no nos sorprenden. Eso de que nos engañan sin vergüenza alguna parece ser una patología de difícil erradicación. Pero eso sí, nos exprimen al máximo con la promesa de que hacen cuanto pueden por cumplir lo pactado. Ya ha llegado el momento de, con vuestro apoyo, iniciar actuaciones DE MAYOR CONTUNDENCIA habida cuenta de QUE NO LES IMPORTAMOS NADA.

En breve os haremos llegar los planteamientos de las mismas al objeto de que puedan ser valorados por todos vosotros.


Seguiremos informando. Un cordial saludo.