Desconcierto total entre los políticos responsables del MTN sobre la situación del FOGASA
02 de Septiembre de 2011

Fogasa: Una reunión para el pasmo
La Administración convocó en la última semana de agosto reunión para el 1 de septiembre para tratar la cuestión de FOGASA. A dicha reunión asistió un nutrido grupo de representantes del Ministerio de Trabajo e Inmigración, desde el Subsecretario del departamento, Jose María de Luxán, pasando por la Dirección General de Trabajo, Raúl Riesco, la Coordinadora de la Subsecretaría, Consuelo Sánchez Naranjo, con la presencia de las tres Subdirecciones Generales con responsabilidad en el ámbito de personal en el Ministerio y en el SPEE, así como una representación del FOGASA que no pudo estar encabezada por el Secretario General del Organismo al estar convaleciente.
Alguien podía tener esperanzas, a la vista del numeroso grupo y la calidad de los cargos, que íbamos a poder contar con el grupo de soluciones que, de forma urgente, requiere el Fondo Garantía Salarial para salvar la situación que padece. Desgraciadamente, cualquier esperanza que pudiésemos albergar tuvimos que abandonarla al poco de empezar la reunión.
El Subsecretario no tenía nada que ofrecer más allá de una somera explicación de las razones y objetivos del último Real Decreto-Ley publicado, razones y objetivos que no podemos compartir y la reiteración de que dicha norma recoge el compromiso de crear un nuevo organismo que integrará al SPEE y FOGASA, una integración que el Subsecretario se empeñaba en ver como una oportunidad de no se sabe bien qué.
¿Se cuenta con medios?¿Se cuenta con la posibilidad de incorporar plantilla?¿Se cuenta con disponibilidad económica que permita corregir las deficiencias retributivas existentes?¿Se cuenta con algún tipo de solución paliativa urgente para FOGASA?¿Se cuenta, al menos, con algún análisis previo que ponga de manifiesto las virtudes de la pretendida fusión?. El Subsecretario no tenía explicación a ninguna de las cuestiones y se confirmaban las peores expectativas.
La pretendida fusión de organismos no es más que una ocurrencia que se utiliza como fórmula de escape para eludir la obligación de diseñar y concretar las medidas necesarias que corrijan los déficit que padece el Fondo de Garantía Salarial. Una idea, por otra parte, descabellada teniendo en cuenta que se quieren refundir los dos organismos con mayor volumen de actividad por efectivo que podamos encontrar en el seno de la Administración General del Estado. Organismos, los dos, que atraviesan por un momento crítico y en los que este tipo de experimentos, sin base en la que soportarse, solo pueden contribuir a deteriorar aún más su funcionamiento y a empeorar severamente las condiciones de trabajo de la plantilla que desarrollamos nuestro trabajo en ellos.
Pasmoso el nivel de irresponsabilidad en el que se mueve el máximo responsable de materia de personal del MTIN y pasmosa la ligereza con la que se tratan las cuestiones, olvidando los miles de ciudadanos y ciudadanas que son quienes finalmente pagan las consecuencias del lamentable servicio que hoy se puede ofrecer desde nuestro Organismo.
Pero en donde el nivel de perplejidad crece hasta cotas impensables es en todo lo que afecta a quienes conformamos la plantilla del FOGASA. Ni la más mínima preocupación por la situación que se soporta, ni una sola referencia a alternativas que puedan mejorar las dramáticas condiciones de trabajo que hoy se soportan y una falta de sensibilidad que solo es compatible con un soberano desprecio hacia los trabajadores y trabajadoras que hoy lidiamos con la tarea en el Fondo.
Una Subsecretaría sin argumentos ha pretendido jugar al despiste queriendo confirmar el inicio inmediato de los trabajos para dar cuerpo a la creación del nuevo organismo, pero el esfuerzo ha sido patético. Por no ser capaz, no lo ha sido ni de poner la fecha de arranque de este proceso de negociación. La Subsecretaría no tiene nada que ofrecer y solo pretende ganar el tiempo necesario para justificar la paralización posterior de toda actividad ligándolo a la fecha electoral ya marcada en el calendario.
En estas claves el conflicto es inevitable. Nadie puede pretender que se sigan manteniendo las lamentables condiciones de trabajo en FOGASA mientras la Subsecretaría mira hacia otro lado y quiere entretenernos en engendros inviables. Las centrales sindicales que suscribimos este comunicado consideramos que el tiempo está agotado, la incapacidad de la Subsecretaría del MTIN demostrada y toca elevar la denuncia a ámbitos superiores, comprometiendo por nuestra parte todos los instrumentos y acciones necesarias para corregir, de una vez por todas, las deficiencias que se sufren en el Fondo de Garantía Salarial.
En breve os haremos conocer las alternativas para afrontar dicha denuncia y las medidas que es posible poner en marcha para forzar que este Gobierno sea coherente y comprometa medidas y soluciones que estén en concordancia con el diagnóstico de situación que se realiza para el FOGASA.
Un saludo.

¡¡¡¡ SEGUIREMOS INFORMANDO !!!!