Los empleados públicos de Castilla La Mancha han respaldado mayoritariamente el sindicalismo independiente de CSI·F
16 de Mayo de 2011

Funcionarios y laborales eligen la opción de CSI·F, crítica y reivindicativa con las políticas de recortes salariales y sociales, rechazando la labor de otros sindicatos sumisos y politizados.



Concluidaslas elecciones sindicales en las Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, tanto en la Administración General del Estado como en la Autonómica, ya que en la Administración Local se siguen celebrando, CSI·F es el claro e indiscutible vencedor. Nuestra sincera gratitud por la confianza que los trabajadores nos han dado en las urnas.

En el ámbito de los empleados públicos en Castilla-La Mancha, hemos conseguido magníficos resultados en todos los Sectores, tanto entre funcionarios como personal laboral, siendo los más representativos en Sanidad, Justicia, Agencia Estatal Tributaria, Universidad, Administración Central y Funcionarios de la Junta.

Podemos decir que, entre los funcionarios de la Junta, hemos logrado una representatividad del 45%, duplicando holgadamente al sindicato que nos sigue, CCOO, que ha obtenido un 19% de representatividad. CSI·F es la primera fuerza sindical en nuestra región en la Administración General del Estado, 124 delegados, 35%, seguidos a mucha distancia por los demás sindicatos, en la de la Junta y en la Universidad, 32%, que son los procesos electorales concluidos.

Aunque hay quién intenta ocultar su desastre electoral, difundiendo unas cuentas en los que sólo suman los colectivos que les interesan; éste es un dato indiscutible: entre los trabajadores de la JCCM, funcionarios, estatutarios y laborales, CSI·F ha obtenido 235 delegados y nos sigue CCOO con 185.

Se ha invertido la representatividad de las anteriores elecciones en las que este sindicato nos aventajaba en 55 delegados y ahora le superamos en 50; el cambio supone una diferencia de 105 delegados a favor de CSI·F.

Para CSI·F estos resultados reflejan la apuesta de los empleados públicos por el sindicalismo independiente, crítico y reivindicativo, que no duda en realizar concentraciones, protestas, manifestaciones y cualquier otra acción en defensa de los intereses de los trabajadores.

El marcado descenso de los llamados sindicatos de clase (CC.OO. y UGT) revela el desencanto de los funcionarios con las opciones sindicales sumisas siempre con los gobiernos, y lejos de los trabajadores, en su talante político y sectario.

CSI·F considera que los resultados de las elecciones sindicales en Castilla-La Mancha muestran el descontento de los trabajadores con las políticas que recortan sus salarios, empeoran sus pensiones, reducen la tasa de reposición, incumplen los acuerdos firmados y criminalizan a los empleados públicos, con la aquiescencia de los sindicatos politizados

CSI·F manifiesta que estos resultados nos confirman en nuestro compromiso con los trabajadores y con nuestra independencia y que, salga el Gobierno que salga el día 22 de mayo, mantendremos nuestro carácter crítico y reivindicativo, velando por los derechos de los trabajadores y luchando contra las nuevas agresiones y recortes que pudieran plantear contra los empleados públicos de Castilla-La Mancha.