CSI-F rechaza contundentemente los planes del gobierno que plantean nuevos ajustes salariales para los funcionarios
09 de Mayo de 2011

El sindicato se opone a esta nueva e inaceptable agresión contra los empleados públicos.



La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) rechaza que se realicen nuevos ajustes salariales para los funcionarios tal y como plantea el Programa de Estabilidad que el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea.

El citado Programa de Estabilidad del Gobierno dice que se impulsarán más medidas de “moderación salarial”. No es difícil colegir que este planteamiento implica realizar por parte del Gobierno un nuevo ajuste en la remuneración de funcionarios y personal laboral.

CSI·F señala que, de llevarse a cabo esta medida, tanto la administración central como la autonómica y los ayuntamientos tendrán que realizar un ajuste extra en la remuneración de sus plantillas.

Desde CSI·F consideramos que los empleados públicos ya han contribuido más que de sobra a mejorar las arcas públicas que otros han dilapidado ya que la congelación de sus sueldos ha supuesto reducir el déficit en cerca de 3.000 millones de euros en 2011.

Para CSI·F el ajuste del Gobierno significaría una nueva pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos en 2012 y 2013 y, visto como está el patio, a nadie extrañaría que tocaran las pagas extras de los empleados este mismo año.

CSI·F considera que la aplicación de los nuevos ajustes salariales que prepara el Gobierno serían un duro golpe para los empleados públicos con una enorme pérdida de poder adquisitivo en un panorama de sueldos muy por debajo del IPC que actualmente crece a un ritmo del 3’8%.

Desde CSI·F señalamos que no hay margen para reducir los salarios base y calificamos de inaceptable esta nueva agresión a los empleados públicos a la que nos opondremos con todos los medios a nuestro alcance.