CSIF denuncia la precariedad que padecen los Auxiliares Técnicos Educativos en la región
-El sindicato expone las necesidades de gran parte de un colectivo que padece contrataciones insuficientes
29 de Mayo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia la precaria situación e injusticia comparativa que padecen gran parte de los Auxiliares Técnicos Educativos (ATEs) en Castilla-La Mancha, personal dependiente de la Consejería de Educación que trabaja en los centros educativos para atender las necesidades de alumnos con problemas de autonomía con el objetivo de lograr su total integración en las aulas.

Gran parte de este colectivo sufre unas condiciones de contratación muy precarias en la región, con jornadas parciales de horario reducido y con contratos fijos-discontinuos con despidos en los meses de verano. CSIF ya elevó una protesta a la Administración regional en 2015, pero la situación de los ATEs no ha mejorado.

El agravio comparativo se produce cuando en un mismo centro hay un ATE que trabaja y cobra la jornada completa y el verano, mientras otro cuenta con un contrato a tiempo parcial que finaliza el 30 de junio para ser contratado nuevamente en septiembre.

En Castilla-La Mancha hay más de 460 ATEs, de los cuales 300 se encuentran afectados por esta discriminación. El Gobierno regional ha manifestado de manera reiterada su compromiso con el bienestar y la integración de las personas con necesidades educativas especiales, pero la discriminación que sufren estos profesionales evidencian una falta de responsabilidad hacia las necesidades educativas en los diferentes centros escolares.

CSIF volvió a elevar la semana pasada una protesta a la Consejería de Educación por esta situación de la que espera una pronta y justa solución.