PSOE y PODEMOS modifican la Ley de Empleo Público para subir el sueldo a los funcionarios nombrados como cargo político
10 de Agosto de 2017

Aprovechando el calorcito veraniego y la tramitación de la Ley de Presupuestos de CLM, los grupos parlamentarios de PSOE y PODEMOS han introducido una propuesta para modificar la Ley 4/2011 de Empleo Público de Castilla-La Mancha, por si algún bien pensado funcionario creía que por fin iban a eliminar la limitación de concursar cada año o a desarrollar la carrera profesional, lamentamos aguarles la fiesta. Tampoco nos devuelven el 3% con carácter retroactivo, no. Lo que van a modificar éstos incansables defensores del empleo público y de los principios de IGUALDAD, MÉRITO Y CAPACIDAD, sólo mejora las condiciones laborales, y por supuesto, económicas, de aquellos funcionarios que hayan ejercido un cargo político.

El apartado 8 de la disposición transitoria séptima de la Ley 4/2011 dice que:

. "El tiempo de permanencia en la situación de servicios especiales será computado, a efectos de adquisición del grado personal, como prestado en el último puesto desempeñado en la situación de servicio activo o en el que durante el tiempo de permanencia en dicha situación se hubiera obtenido”

La enmienda presentada (PSOE-PODEMOS) establece que si la situación de servicios especiales se debe al desempeño como alto cargo en la administración Regional, personal eventual, asesor, senador, diputado, miembro del poder judicial, presidente de Diputación, alcalde, etc, el tiempo de servicios prestados será computado como prestado en el nivel más alto del grupo de titulación al que pertenezca el funcionario, y por tanto consolidarán 2 niveles cada 2 años, hasta alcanzar el tope de grupo.

Resumiendo, a partir del desempeño de un puesto de naturaleza política, una vez que reingresan en la F. Pública se consolida el grado máximo aunque partan del nivel básico, gracias a unos añitos de desempeño político (cuatro, seis u ocho según el grupo de titulación). Lo que es del todo imposible para la mayoría de los funcionarios, que sólo pueden aspirar a ir consolidando grados, a base de años de servicios prestados y siempre que haya vacantes en el concurso general, con el límite del N.25 .Y ni que decir tiene de las escalas, en las que te puedes jubilar con el nivel base.

Así, un auxiliar N.14 que sea elegido alcalde de su pueblo y pase una legislatura en el cargo, volverá a la administración con un grado 18 consolidado, por poner un ejemplo.

Con unos sencillos cálculos podemos comprobar los efectos económicos que tendrá la enmienda para este grupo de privilegiados “servidores públicos”:


.Para un A1 puede llegar a suponer un incremento de hasta 6000€/año (del N.22 al N.30)
.Para un A2 un incremento de hasta 2600€/año (del N.20 al N.25)
.Para un C un incremento de hasta 2300€/año (del N.16 al N.22)
.Para un D un incremento de hasta 1300€/año (del N. 14 al N.18)

No está nada mal como paga de productividad vitalicia por los servicios prestados.

Eso sí, NI UN EURO para modificación de RPT, a no ser que sea para creación de puestos de Libre Designación.

PRINCIPIO DE IGUALDAD

Para no olvidarlo y evitar "agravios comparativos", la enmienda tienen efectos retroactivos, de tal modo que si has sido alto cargo de la JCCM, se te aplica desde la creación de la autonomía. Y si por "desgracia" eres diputado, senador, alcalde, etc SÓLO se te aplica desde la entrada en vigor del EBEP, en abril del 2007.

Así todos tan contentos, abarcamos los nombramientos pasados, presentes y futuros, por si acaso.

Para cubrir todos los frentes, en caso de que el "afectado" sea personal funcionario docente o estatutario, y puesto que tienen menos gradación de niveles que los funcionarios de la administración general, les establecen un complemento retributivo equivalente para que no cobren menos, hasta ahí podíamos llegar, y asunto concluido. Ni que decir tiene, que en el personal docente también está incluido el universitario (bien visto Sr. García Molina, que no hay que discriminar y ya se sabe que la caridad empieza por uno mismo)

PRINCIPIO DE MÉRITO
El que tienen los nombrados en virtud de su afiliación política y su buen hacer al servicio del líder supremo del partido.

PRINCIPIO DE CAPACIDAD

Defender un principio y el contrario según se esté en qué puesto, o si son oposición o gobierno.

Para no desanimar al sufrido funcionario, baste recordar que se va a crear una nueva Vicepresidencia y otra Consejería, y seguro, seguro, que algún que otro puesto de eventual, alto cargo o asesor, con un poco de suerte hasta es un funcionario al que nombran, que para ésto SI QUE HAY PRESUPUESTO.