Factores negativos que ensombrecen los buenos datos del paro
-El desempleo femenino, las diferencias entre provincias, el modelo productivo basado en la estacionalidad y la contratación temporal (92,3%) empañan la bajada del número de parados en la región
04 de Mayo de 2017

Castilla-La Mancha ha registrado 4.291 desempleados menos en abril respecto al mes anterior, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, hasta situarse en un total de 196.196 personas. En relación con el mes de abril de 2016 el paro bajó en 16.421 desempleados (-7,72 por ciento) en la región.

CSIF valora los buenos datos del descenso del número de desempleados, pero reclama el fin de la precariedad del trabajo que se genera, así como la necesaria atención hacia los colectivos con mayores dificultades para acceder al mercado laboral. El modelo productivo no puede estar basado en un marcado carácter estacional, y así los periodos vacacionales como el de Semana Santa disfrutado en abril sirven para mejorar los datos del paro mientras que en otras fases se resienten notablemente las cifras.

Las cinco provincias de la región muestran bajadas del número de parados, pero siguen existiendo diferencias notables según los territorios. Toledo y Ciudad Real continúan siendo las provincias con mayor número de desempleados y presentan los menores descensos porcentuales tanto a nivel mensual como anual, mientras que Albacete y Cuenca lideran la creación de empleo.

Además, el desempleo femenino en la región (118.615 mujeres) sigue siendo mayoritario, con cifras muy elevadas en las provincias de Toledo y Ciudad Real, además de que 18.060 menores de 25 años continúan sin encontrar un puesto de trabajo.

Asimismo, hasta el 92,3 por ciento de los contratos firmados en el mes de abril han sido temporales. De los 4.294 contratos indefinidos que se ejecutaron, se observa que se realizaron 1.403 menos que en marzo (-24,63 por ciento).