Positiva bajada del paro, aunque predominan los indicadores negativos
-Los niveles de desempleo se sitúan en cifras similares a las registradas en 2010, pero se advierte un descenso de los contratos indefinidos y una subida de la jornada a tiempo parcial

-CSIF abordará con Hacienda el próximo lunes una oferta de empleo público urgente que evite el colapso de las Administraciones
26 de Enero de 2017

El número de parados en Castilla-La Mancha descendió el pasado año en 27.800 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos reflejan que en el último trimestre de 2016 la región contaba con un total 219.000 desempleados, cifra que recuerda los niveles de 2010 y que muestra una ruptura de la dinámica de destrucción de empleo.

No obstante, y si tomamos como referencia el mismo periodo de tiempo (2010-2016), CSIF advierte indicadores negativos. Ha descendido un 4,5% el número de contratos indefinidos, ha crecido un 6,1% la jornada a tiempo parcial y se continúan apreciando dificultades en el acceso al mercado laboral para los más jóvenes: la tasa de empleo juvenil ha bajado un 48,9% y la de las personas de 20 a 24 años un 25,2%.

Por provincias, la tasa de desempleo más alta se registra en Toledo (24,31%), seguida de Ciudad Real (24,11%), Albacete (23,06%), Cuenca (18,93%) y Guadalajara (18,26%). Con una tasa de paro del 22,67% de la población activa resulta necesario continuar redoblando los esfuerzos por parte de los diferentes grupos políticos.

Frente a la tendencia general, las Administraciones Públicas retroceden y acumulan un déficit de 320.000 empleos desde el tercer trimestre de 2011. Además, se da la circunstancia de que 232.900 personas tienen más de 60 años y se encuentran a las puertas de la jubilación.

En este sentido, CSIF mantendrá el próximo lunes una reunión urgente con la secretaria de Estado de Función Pública, en la que se abordará la necesidad de diseñar ya una oferta de empleo público, en el contexto de prórroga de los Presupuestos Generales del Estado. Esta oferta de empleo deberá eliminar la tasa de reposición, es decir, que se produzcan contrataciones por encima de las jubilaciones de este año, para paliar el déficit estructural de las plantillas.